Saltar al contenido

Vox denuncia la “porte mafiosa” del Ayuntamiento de Sevilla con el ‘caso PrinciPico’

10 enero 2021
Vox denuncia la "actitud mafiosa" del Ayuntamiento de Sevilla con el 'caso PrinciPico'

Vox exige explicaciones inmediatas al concejal socialista del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, que protagonizó un «episodio propio de un régimen bolivariano” en el restaurante el PrinciPico. Y es que, tras una reunión mantenida entre el munícipe y el dueño del negocio, los propietarios han cambiado completamente la lectura de los hechos que contaron, entre otros, a AndaluciaLiberal. Niegan ahora todo lo que afirmaban tanto a este folleto como a Vox -como los insultos racistas o el despotismo de Cabrera- y pretenden acontecer página.

El hecho que comenzó siendo presuntamente bajo, pero puntual, se ha convertido para la portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Cristina Peláez, en “un episodio propio de un régimen bolivariano” tras la nueva lectura contada por el dueño tras la “nada casual” reunión con Juan Carlos Cabrera

Ahora más que nunca, Vox Sevilla exige explicaciones a Juan Carlos Cabrera por un supuesto doble atropello de autoridad. Además, solicita al corregidor socialista Juan Espadas, que aclare públicamente la verdad de lo sucedido el 6 de enero y todos los detalles de la reunión entre el Teniente Alcalde y el citado hostelero, este sábado, 9 de enero.

Vox Sevilla recuerda que este restaurante cuenta curiosamente con una concesión administrativa, “por tanto el trabajo de su dueño y los trabajadores depende del Gobierno de la ciudad”, recuerda la portavoz del Grupo Municipal de Vox.

Polémica

El pasado 7 de enero el Grupo Municipal Vox, en el Ayuntamiento de Sevilla pedía explicaciones al Teniente Alcalde y Delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, por los sucesos ocurridos en un restaurante del extrarradio de Los Remedios. El dueño del citado restaurante, así como varios testigos, aseguraban que tanto el citado Cabrera como sus acompañantes propinaron insultos a los empleados del particular y se llevó a sitio seguidamente un supuesto atropello de su autoridad llamando a la Policía Local.

Lo que comenzó siendo un hecho presumiblemente bajo, pero puntual, y sobre el que Cabrera simplemente respondió a través de un tuit nadie concluyente, se ha convertido para Vox en el ‘caso 6 de enero’. El motivo no es otro que la reunión que este sábado, 9 de enero, mantuvo el Teniente Alcalde de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, con el dueño del restaurante en cuestión y el posterior, “y nada casual” cambio de lectura de los sucesos por parte del patrón que regenta el PrinciPico. Se proxenetismo de un hecho que agrava mucho más la situación y la forma de proceder del Gobierno municipal.

Conviene memorar que Vox Sevilla acudió al extensión de los hechos el día luego del suceso y se puso directamente en contacto con el dueño del restaurante, conociendo de primera mano “con pelos y señales los insultos que según el empresario le dirigió el Delegado, así como la extraña y larguísima inspección sin motivo aparente. Incluso nos dijo que en ese momento se dirigía a la comisaría de la Policía Nacional a poner una denuncia contra Juan Carlos Cabrera” asegura Cristina Peláez, portavoz del Grupo Municipal.

“No nos sorprende que el señor Espadas y su mano derecha copien la actitud mafiosa y dictatorial de sus jefes de Madrid. Sólo así puede explicarse el cambio de opinión del dueño de un restaurante cuyo trabajo depende del Gobierno municipal ya que la concesión del local es de carácter administrativo”, asegura Peláez.

De hecho el citado particular de hostelería lleva a sitio su actividad gracias a una concesión municipal, y luego su mantenimiento y futura renovación depende directamente del Ayuntamiento de Sevilla. Por este motivo mostramos nuestra más absoluta comprensión cerca de el dueño del circuito y sus miedos a posibles represalias por parte del Gobierno Municipal, pero la razón de ser de Vox obliga a estar siempre del flanco del ciudadano y arribar al fondo de la cuestión.

“Ahora más que nunca necesitamos una explicación del señor Cabrera. ¿Qué pasó el 6 de enero y qué sucedió ayer 9 de enero en esa reunión?. ¿Le ha ofrecido algo a cambio para que cambie una versión que él mismo había asegurado en repetidas ocasiones a diversos medios de comunicación? ¿Qué versión debemos creernos, la del dueño el día 6, la de Cabrera el día 8 o la de ayer después de la reunión?”, se pregunta la portavoz de VOX.

VOX Sevilla denuncia públicamente que no tiene excusa alguna la nueva lectura que el dueño del conocido restaurante sevillano situado en el Parque de los Príncipes realizó luego de reunirse ayer con Juan Carlos Cabrera. Por este motivo y con el único propósito de que los sevillanos conozcan la verdad de un episodio ardoroso, estudiará todas las acciones posibles para que este supuesto atropello de poder en el ‘caso 6 de enero’ no quede en el olvido y se depuren las responsabilidades que el Teniente Alcalde de Sevilla pueda tener.

“La ciudad se merece tener unos gobernantes a la altura de sus ciudadanos. Si ya era grave lo que varios testigos contaron el pasado 6 de enero, incluido el dueño del citado restaurante, mucho más peligroso nos parece lo sucedido este sábado. Estamos perplejos y nos tememos que esta actitud propia de un régimen bolivariano no tenga fin por parte de nuestros gobernantes. Sevilla y los sevillanos se merecen otra cosa”, aseveró Cristina Peláez.

Por todo ello, Vox Sevilla exige una explicación convincente, pública y sin reuniones clandestinas por parte de Juan Carlos Cabrera. De lo contrario exige al corregidor, Juan Espadas, que por el perfectamente de la ciudad, su honorabilidad y honestidad política, que destituya a Cabrera de su cargo.

A %d blogueros les gusta esto: