Saltar al contenido

Una beocio agrede a su superiora porque le castigó sin Internet y sin salir

17 septiembre 2020
Una menor agrede a su madre porque le castigó sin Internet y sin salir

Una beocio de 15 primaveras ha sido detenida por un supuesto delito de malos tratos en el ámbito natural: pegó a su superiora cuando ésta le quitó Internet y le impidió salir de su casa, en Málaga, harta del uso «compulsivo» que su hija hacía del teléfono móvil.

La superiora apagó el router a medianoche, lo que presuntamente provocó la reacción violenta de la adolescente. Los hechos tuvieron oportunidad hace unos días en una barrio de la renta malagueña, según ha aventajado este jueves diario SUR, cuando la Policía Local fue alertada de una acalorada discusión en un domicilio entre una mujer y su hija.

Una patrulla acudió al domicilio de la comunidad e interrogó a la superiora, que relató a los agentes el motivo de la disputa: frente a el uso compulsivo del teléfono móvil de su hija, y sin entender ya cómo cortar la situación, decidió apagar el router y dejar sin conexión a Internet a su hija de 15 primaveras. La tierno reaccionó, al parecer, de modo desproporcionada y comenzó a recriminarle el corte de la red wifi increpándola, insultándole y golpeando la puerta de una de las habitaciones del hogar, que finalmente acabó rompiendo.

La beocio de vida, tras la trifulca, se marchó del domicilio de orto, más o menos de las 04:00 horas, sin desvelar su dirección. Poco luego volvió a su casa y la Policía Local, todavía presente en el domicilio, intentó platicar con ella, aunque se mostró «poco colaboradora» y, por momentos, «desafiante».

Al ser cuestionada por los agentes, la adolescente replicó que su superiora «no era nadie para decirle lo que tenía que hacer».

La Policía tuvo que retornar una segunda vez

Tras ello, y viendo que la hija parecía entrar en calma, los agentes decidieron marcharse pero volvieron tras una nueva señal de la superiora 20 minutos luego, alertando de que su hija se había puesto «muy agresiva y tenía miedo de que le pegara».

La beocio había vuelto a insultar a su superiora, por otra parte de arañarle el protección y propinarle un manotazo.

Los agentes, luego de que la tierno se encerrara en su cuarto y cerrara con contraseña, trataron de convencerla para que abriera y, cuando lo hizo, al parecer, reconoció que había intentado marcharse de nuevo de su casa y que, cuando su superiora se lo impidió, mantuvieron un forcejeo.

A la tino de los hechos, los policías locales la detuvieron por un supuesto delito de maltrato en el ámbito natural y la pusieron a disposición de la Fiscalía.

A %d blogueros les gusta esto: