Saltar al contenido

Sotogrande se queda sin playas: denuncian la pérdida de más de un millón de metros cúbicos de arena

1 septiembre 2020
Sotogrande se queda sin playas: denuncian la pérdida de más de un millón de metros cúbicos de arena

Sotogrande (San Roque-Cádiz) se queda sin playa. Verdemar Ecologistas en Acción demanda la pérdida de más de un millón de metros cúbicos de arena. Una pérdida que, a ojos de los ecologistas, ha provocado que la playa «haya reculado más de 140 metros al lado del rincón Natural del Guadiaro».

Los diques, las extracciones de áridos  y el puerto de Sotogrande han ocasionado una erosión antrópica, provocando la pérdida de costa. Desde Verdemar tienen claro quiénes son los responsables: «Las administraciones estatal, autonómica y local».

«Desde El puerto de Sotogrande a la Playa de Guadalquitón no hay apenas arena, ciertas residencias se las ha debido resguardar con escolleras y los temporales entran de forma directa en el Club de Playa Octógono, en las residencias de Los Lacasitos, Club del Trocadero y una parte de la depuradora de Sotogrande», explican desde Verdemar.

Un hecho que no solo está provocando una pérdida de costa, sino tiene unas consecuencias sociales «tremendas» con «daños irreversibles». Verdemar, además de esto, asegura que todos los años, tras los temporales de levante, la playa de Sotogrande pierde cada vez más arena, con lo que temen que la playa de Guadalquión, en el Parque Natural de Los Alcornocales, esté padeciendo asimismo un retroceso notable.

«Existen fortines (la línea de búnkers efectuada por los batallones de presos en la Segunda Guerra Mundial) bajo el agua, a 50 metros de la costa y otros en Guadalquitón, que los temporales golpea con las olas», explican desde Verdemar, donde denuncian que las administraciones «llevan años maquillando los informes ambientales y de activa de litoral, causando un inconveniente ambiental, de salud y socioeconómico». Su restauración, explican, puede estar valorada en «miles de millones de euros».

Sotogrande

Sotogrande se trata de una urbanización que se halla en el ayuntamiento de España de San Roque, en Cádiz, en la región del Campo de Gibraltar. Los múltiples equipamientos deportivos y la oferta hotelera de la zona han propiciado que se la considere una de las primordiales zonas residenciales de mucho lujo de Andalucía, de España e inclusive de Europa, y vende un litoral que, realmente, está destrozado.

«Entendemos que la solución pasa por realizar un Plan integral de restauración de ese frente litoral, haciendo singular hincapié en el Paraje Natural del Río Guadiaro», apuntan en Verdemar, lugar desde el que piensan que «el plan debería contemplar la supresión y creación de infraestructuras para recobrar la activa del litoral».

La playa Sotogrande presenta, en este sentido, una activa recesiva inducida por la incidencia de la erosión antrópica que ha cambiado el oleaje accidente sobre exactamente la misma, rompiendo de esta forma la activa litoral.

Por otra parte, la desembocadura del río Guadiaro se tapona todos los años a consecuencia de los espigones, del puerto de Sotogrande y por el incumplimiento del Plan de Gestión de las ZEC Ríos Guadiaro y afluentes, tal como denuncian los ecologistas.

«La insuficiencia de caudales, sobre todo en estiaje, debida primordialmente a las numerosas derivaciones destinadas primordialmente al regadío, es el inconveniente más esencial en esta masa de agua, con lo que se hace precisa una mejora y modernización de estos riegos. Además, hay una batería de captaciones de urgencia destinadas al abastecimiento urbano que afectan sobre todo al tramo final del cauce, puesto que captan del subálveo», concluyen en Verdemar Ecologistas en Acción, lugar desde el que anuncian que van a pedir de la Administración central, autónoma y local una actuación urgente para la restauración de estos ecosistemas. «Advertimos que no vamos a aguardar otro año más», concluyen.

A %d blogueros les gusta esto: