Saltar al contenido

Sanidad retrocede en la guerra con Ayuso

12 noviembre 2020
Sanidad recula en la guerra con Ayuso

La Comunidad de Madrid ha pasado de estar en el ojo del huracán a asombrar por el espéculo retrovisor a otras muchas autonomías en cuestión de semanas. Al menos con relación a múltiples de los indicadores del ‘semáforo de la Covid-19’ establecido por el Ministerio de Sanidad. 

La mejora de la situación epidemiológica en la zona regida por Isabel Díaz Ayuso -todavía bajo riesgo extremo, como prácticamente todos los territorios de España- ha ido acompañada de ciertas victorias en el terreno político.

El Gobierno central ha terminado admitiendo un buen puñado de las medidas protegidas por la líder ‘popular’, exactamente las mismas que hasta hace poco habían desembocado en una guerra mediática sin precedentes con contraprogramaciones de conferencias de prensa incluidas.

Entre , resaltan la obligatoriedad de una prueba PCR negativa a los viajantes 72 horas ya antes de la llegada al aeropuerto Barajas; la bajada del Impuesto sobre el Valor Añadido de las mascarillas de venta al público del 21% al cuatro% y la incorporación del empleo de los test veloces de antígenos en los protocolos.

El Ejecutivo de Sánchez asimismo dio permiso a Ayuso para confinar por zonas básicas de salud y para aislar perimetralmente la zona solo por días cuando haya festivos que puedan favorecer un incremento de la movilidad entre comunidades.

Mejora de Madrid

Aún lejos de superar la llamada segunda ola de contagios, la Comunidad de Madrid ha dejado de ser considerada epicentro de los contagios en Europa en tiempo récord. En apenas un mes, la zona ha reducido de manera notable su incidencia amontonada en los últimos 14 días.

Ha pasado de los más de 500 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes a data de 12 de octubre a los poco más de 300 notificados ahora. Solo Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, por este orden, presentan una incidencia menor.

El descenso en las camas ocupadas por enfermos de coronavirus y en la positividad de las pruebas diagnósticas que efectúa asimismo es significativo. Mientras que hace 4 semanas el porcentaje se ubicaba en el 20%, ahora se ubica en el 15%. La tasa de positividad ha bajado del 18 al ocho% desde el pasado 12 de octubre.

El Gobierno de Ayuso defiende que sus medidas, eminentemente los cierres perimetrales “quirúrgicos” y las limitaciones por zonas básicas de salud “marchan” -2 medidas que asimismo discutió Sanidad y que ahora acepta-. 

El Ejecutivo de Sánchez no pone en solfa los datos de la comunidad. El pasado cuatro de noviembre el propio Illa dio por buenas las cantidades de la zona a lo largo de su comparecencia tras el Consejo Interterritorial de Salud que abordó los criterios de duración de los confinamientos perimetrales y la opción de dictaminar confinamientos domiciliarios.

Cambio de tono

“Los datos de Madrid son muy locuaces. Hemos pasado de incidencias amontonadas de 750 casos a 350 y las medidas claro que han dado resultados“, mantuvo el ministro de Sanidad hace una semana a lo largo de una entrevista en el programa 120 Minutos de Telemadrid.

Aunque reconoció “discrepancias” con el gobierno madrileño, el titular de Sanidad se congratula por los buenos datos amontonados en Madrid, si bien solicita “no bajar la guarda”, en tanto que la zona tiene unas peculiaridades muy singulares con relación a la densidad de población y la movilidad.

Ahora, 9 meses tras el comienzo de la pandemia, meses tras estar negándoselo a la Comunidad de Madrid o bien Canarias y de que otros países empezaran a aplicar la medida, España demandará desde este momento que los pasajeros que lleguen desde países de peligro acrediten que tienen una PCR negativa para dejarles la entrada. 

“Queremos felicitarnos por este hecho tan esencial. Es una parte de la estrategia para combatir el virus. Consideramos que si bien llega tarde es muy positivo“, manifestó Ayuso.

El Ejecutivo asimismo bajará el Impuesto sobre el Valor Añadido de las mascarillas al cuatro%, otras de las medidas pedidas por los partidos de la oposición y protegidas por la presidente regional. Además, la vicepresidenta Carmen Calvo ha aceptado que el Gobierno “ha llegado a comprender” que la opción de hacer cierres perimetrales solo en los puentes de noviembre era una medida “conveniente”.

Falta por ver si la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) dejará hacer test de antígenos para de covid-19 en las farmacias y en las clínicas dentales como solicita la Comunidad, que ha sido vanguardista en el empleo de este género de pruebas frente al colapso de la atención primaria y los laboratorios.

Datos preocupantes

La Comunidad de Madrid avisó este jueves 984 nuevos casos de covid-19 en las últimas 24 horas, lo que supone 88 menos que los notificados este miércoles. Además, añadió 41 fallecidos en centros de salud a consecuencia de la infección, 13 más que en la actualización anterior. El último informe del Ejecutivo madrileño incorpora un total de dos.392 casos nuevos y su amontonado se ubica en 334.968.

En cuanto a fallecidos en internet hospitalaria a raíz de la enfermedad, la cantidad se eleva a 11.948 y se sostiene en 18.369 si se contemplan los datos de sanidad mortuoria en centros sociosanitarios, en domicilios y en otros lugares por concretar.

A %d blogueros les gusta esto: