Saltar al contenido

Sánchez abre la batalla entre las comunidades por el reparto de fondos europeos

3 septiembre 2020
Sánchez abre la batalla entre las comunidades por el reparto de fondos europeos

La batalla autonómica por el reparto de los fondos europeos está servida. La Conferencia de Presidentes comenzará abordar este viernes el acceso al dinero que Bruselas va a poner sobre la mesa para salvar a España de la crisis del coronavirus. Algunas comunidades trabajan desde hace semanas en proyectos y planes para pedir lo antes posible este dinero.

Pedro Sánchez y los 17 presidentes autonómicos vuelven a verse las caras de forma telemática tras su último encuentro presencial del pasado 31 de julio en La Rioja. La evolución de la pandemia y el regreso a las salas son los temas que figuran en la agenda oficial. Pero hay un tercero, conforme ha sabido Vozpópuli, que es el comienzo de las negociaciones para el reparto de los 140.000 millones de euros que Bruselas asignó a nuestro país.

El hecho de que se comience la negociación para este reparto prueba, conforme las fuentes consultadas, la confianza del Gobierno en sacar adelante los Presupuestos. El Ejecutivo tiene pretensión de cortar una parte de los fondos de reconstrucción. Y Sánchez va a contar con la potestad de vedar o bien aceptar los proyectos que presenten las comunidades.

Vigilancia sobre la ejecución

El nacionalismo y el independentismo -tanto País Vasco como Cataluña– han presionado a Sánchez para llevar ellos en primera persona la interlocución con Bruselas. Sánchez no está preparado por el momento a ceder en ese punto.

Los planes, al estar sometidos a escrutinio europeo, van a deber cumplir criterios rigurosos para la ejecución de los proyectos. Es decir, que no se pierda dinero. Por eso, el Ministerio de Hacienda desea que las zonas afinen al límite sus previsiones y tengan presente los plazos legales de licitación y las trabas administrativas frecuentes.

Algunos gobiernos autonómicos aceptan a este diario que manejan ya bocetos y también ideas para apresurar al límite las peticiones. Y de ello charlarán con Sánchez en la conferencia. Países como Italia, apuntan fuentes europeas, han avanzado más veloz que España en el diseño de los programas que financiarán con estos fondos. 

Los 27 acordaron en el mes de julio la creación de un fondo de restauración dotado con 750.000 millones de euros. Ese dinero se reparte en diferentes programas de ayuda financiera a gran escala. El más esencial es el llamado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, mas asimismo hay otros como el Fondo de Desarrollo Rural o bien el Fondo de Transición Justa, entre otros muchos.

El peligro de otro ‘plan E’

Los planes autonómicos han de estar vinculados a los desafíos señalados por Bruselas en campos como la competitividad, la productividad, la sostenibilidad medioambiental, la educación, sanidad, empleo y la cohesión económica, social y territorial. 

El miedo que han expresado ciertos economistas es que las comunidades transformen la ayuda en un enorme plan Y también y renuncien a reformas estructurales. El plan Y también fue un ingente plan de estímulo aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en los comienzos de la precedente crisis. Las medidas de Zapatero han sido consideradas a posteriori un fracaso.

Uno de los desafíos que encaran tanto el Gobierno central como las comunidades es la condicionalidad de las ayudas. Lo lógico es que el Gobierno opte por vincular el primer paquete de ayudas a reformas más “amables”, como la implantación de banda ancha en zonas rurales o la transformación energética cara las renovables. La estimación es que Alemania y los países del Norte van a salir ya antes que España de la crisis económica. Y desde ese instante la condicionalidad de acceso a los fondos se va a centrar en otros recortes que afectan de lleno al espíritu del Gobierno de coalición: pensiones o bien empleo, entre otros muchos.

A %d blogueros les gusta esto: