Saltar al contenido

Salvador Illa rechazó la solicitud de Andalucía de un confinamiento domiciliario en Granada

10 noviembre 2020
Salvador Illa rechazó la petición de Andalucía de un confinamiento domiciliario en Granada

La Junta de Andalucía ha reconocido este martes que entre sus medidas para frenar el impacto del coronavirus en esta segunda ola figuraba el confinamiento domiciliario de Granada capital, mas el Ministerio de Sanidad no lo permitió.

En declaraciones a Cuatro, recogidas por Europa Press, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (Cs), ha reconocido que «si por nosotros fuera, Granada tendría un confinamiento domiciliario», pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, «ha dicho no».

Marín ha reconocido que «con las circunstancias de Granada» deberían tomarse medidas más estrictas alén del toque de queda, mas Illa (PSC) «ha dicho meridianamente que no habrá confinamiento domiciliario, pese a las circunstancias tan terribles».

El vicepresidente andaluz ha señalado que la Junta no dispone de las competencias precisas para adoptar un confinamiento y que una medida de este modo compete únicamente al Estado: «El Gobierno de España no la puso con el decreto a fin de que las comunidades autónomas pudiesen adoptar esas decisiones».

Cierre de empresas

Preguntado por el impacto de las limitaciones en la economía, ha reconocido que hay «muchísimos» puestos en juego, pero tras rememorar que este martes han fallecido en Andalucía 95 personas por la enfermedad, ha apuntado que «no queda otro antídoto que cerrar muchas actividades y una parte de la movilidad» para contener el virus.

«Somos siendo conscientes de que van a cerrar muchas empresas, no solo en Andalucía, sino más bien en el conjunto de España, mas la situación es de peligro extremo y ante un peligro extremo lo primero ha de ser salvar vidas», ha subrayado.

Ha hecho una llamada a la «prudencia y responsabilidad de todos», pues el «dique de contención» es no sobresaturar la sanidad pública y, como «eso es lo que pretenden estas medidas», hay que acatarlas y cuando concluyan van a ver los resultados. «Veremos si verdaderamente son suficientes en los próximos 14 días. Si no para la tendencia, nos veríamos obligados a incrementarlas».

Balance del sistema sanitario

Preguntado por las quejas de los sanitarios frente a las medidas de la Junta de la Orden de ocho de noviembre de 2020, ha reconocido que estos profesionales están soportando «una presión desde hace muchos meses que a esta altura del año», con la incidencia de la pandemia, hacen que las medidas sean «muy bastante difícil de comprender y encajar». «Hay malestar y lo entiendo», ha reconocido

No obstante, ha señalado que la Orden apunta que las medidas se realizarán siempre que «fuera preciso por la situación sanitaria». «Estamos intentado poner sobre la mesa todas y cada una la posibilidades por si acaso la situación se recrudece en las próximas semanas», ha ahondado.

Ha expuesto que la pandemia «exige poner todos y cada uno de los medios humanos y materiales disponibles», y por esta razón la Junta está medicalizando cobijes juveniles, hoteles y también instalaciones como el pabellón deportivo de Carranque, en Málaga capital. «Ojalá no debamos llegar a esa situación, mas por el momento no nos queda otra», ha concluido.

La referida Orden detalla que «cuando las circunstancias específicas que concurran en un determinado centro sanitario imposibiliten el mantenimiento de la asistencia sanitaria a la población con los recursos humanos libres, las disposiciones relativas a jornada laboral, periodos de reposo y disfrute de vacaciones normativas van a poder ser transitoriamente suspendidas por el gerente del centro a través de resolución motivada, identificando las circunstancias específicas habilitantes de la suspensión, habiendo de ser comunicada la adopción de semejantes medidas a los pertinentes representantes sindicales».

También afirma que «en el en el caso de que se suspenda el disfrute de las vacaciones normativas del año 2020, el período máximo para poder gozarlas se amplía hasta el 31 de mayo de 2021».

«Nos faltan 800 millones en ayudas»

Marín ha sido preguntado por las ayudas libres para las compañías, particularmente para los hosteleros, y ha convocado las ayudas de Línea Andalucía, financiación empresarial, donde la Junta es «avalista» de los créditos a empresas; y «una serie de medidas» no reembolsables para todas y cada una de las pequeñas y medianas empresas que «se pusieron en marcha hace 3 semanas».

No obstante, ha reconocida que «esto es un inconveniente que supera cualquier posibilidad presupuestaria de cualquier administración local, autonómica y nacional», punto en el que ha convocado el Fondo Covid-19 de 16.000 millones de euros del Gobierno para las comunidades autónomas, dirigido para sanidad y educación para lamentarse que «a Andalucía le corresponderían unas cantidades que no son las que distribuyeron».

«Echamos en falta más de 800 millones de euros en ayudas, mas ahora es verdad que llevamos un buen tiempo ya pidiendo un plan de rescate, no únicamente para la hostelería, debo rememorar que los hoteles están cerrados, hay más de ocho.500 hoteles en Andalucía y más de 90.000 pequeños comercios que asimismo se ven perjudicados por estas restricciones», ha subrayado.

A %d blogueros les gusta esto: