Saltar al contenido

Pedro Sánchez y Pablo Casado se olvidan de los Presupuestos y vuelven a representar su distanciamiento

16 septiembre 2020
Pedro Sánchez y Pablo Casado se olvidan de los Presupuestos y vuelven a escenificar su distanciamiento

La sesión de control al Gobierno que tiene sitio este martes ha vuelto a ser el escenario de las viejas posturas enfrentadas del presidente Pedro Sánchez y el líder de la oposición, Pablo Casado. Pese a la emergencia que requeriría la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado, cuyo proyecto debería ser presentado en las Cortes ya antes de un par de semanas, los 2 primordiales representantes de la política de España han optado por enseñar nuevamente el distanciamiento del que renegaban y al que pretendían poner punto y final hace unas semanas. 

Palabras como «acuerdo» y «unidad» son cada vez menos usuales en los debates entre los dos líderes. Los Presupuestos Generales del Estado ni tan siquiera han sido citados por Sánchez, y sí por Casado. En contraste a precedentes ocasiones, el presidente del Gobierno ha omitido cualquier referencia a las cuentas que el Ejecutivo negocia con los partidos que le apoyaron en la investidura, que es exactamente lo que le ha reprochado Pablo Casado, quien se ha limitado a criticar a Pedro Sánchez por procurar aprobar los Presupuestos con «separatistas y batasunos»

El presidente del Gobierno ha respondido censurando el «bloqueo» a la renovación del Consejo General del Poder Judicial por la parte de los ‘populares’, como a la corrupción que afecta a su capacitación. «Me agradaría que creerle, pensar que pondrá fin a 30 años del Partido Popular infringiendo leyes, no bloqueando la renovación del CGPJ», le ha espetado Sánchez a Casado, una vez que el ‘popular’ le acusase de emplear como «comisaria política» como la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, para «tapar» su «negligente administración» de la pandemia del coronavirus.

Sánchez aprovecha el ‘caso Kitchen’ para arremeter contra el PP

Sánchez ha respondido a las críticas acusando a Casado de «tapar un delito con otro». En ese sentido, el jefe del Ejecutivo ha pedido al líder de la oposición que pruebe que su partido no es «el Partido Popular de Mariano Rajoy y José María Aznar» y cumple con la ley y con la Constitución, no solo terminando con la supuesta corrupción de su partido, sino más bien asimismo admitiendo negociar la renovación de las instituciones del Estado.

Sánchez ha aprovechado el ‘caso Kitchen’ para solicitar al Partido Popular que cumpla la ley y, en ese sentido, apoye la renovación del CGPJ, como establece la Constitución

«¿Puede dormir sosegado por las noches?», le ha espetado por su lado Casado a Sánchez, tras acusarle de engañar con las cantidades de inficionados y fallecidos de la pandemia y de dañar no solo el Estado del Bienestar con sus «recortes» sino más bien asimismo el Estado de Derecho. «¿De qué manera pretende juzgar lo que pasó hace 80 años y tapar lo que pasó hace 80 días?», ha preguntado Casado, que a continuación a reclamado un reconocimiento a las víctimas de ETA: «¿Por qué no solicita perdón a las víctimas?».

A %d blogueros les gusta esto: