Saltar al contenido

Pedro Sánchez | Los históricos del Partido Socialista tantean a Felipe González como clave de su plataforma contra el Gobierno

18 noviembre 2020
Pedro Sánchez | Los históricos del PSOE tantean a Felipe González como clave de su plataforma contra el Gobierno

El malestar de ciertos líderes históricos del Partido Socialista con Pedro Sánchez ha llegado a un punto de no retorno. Alfonso Guerra, José Luis Corcuera, Paco Vázquez o bien Juan Carlos Rodríguez Ibarra encabezan el intento de la vieja guarda socialista de crear una plataforma civil que dispute a Sánchez el monopolio de la socialdemocracia y reivindique “la Constitución y los valores de la Transición”.

Pero en ese movimiento, afirman múltiples fuentes consultadas por Vozpópuli, la pieza clave es Felipe González. El conjunto de exdirigentes socialistas está frecuentemente en contacto con González. Y lo ha estado asimismo a lo largo de estos días de desgarro por el pacto con Bildu, que el Partido Socialista ha pasado de dar por cierto a poner en cuarentena en apenas 24 horas

Solo González tiene la capacidad de desplazar ese avispero y sacar a la luz a más líderes y exdirigentes del Partido Socialista que están indignados con la deriva de Sánchez y sus acuerdos con Podemos, Bildu o bien los separatistas”, afirman fuentes socialistas a este diario.

No es la primera vez que Guerra, Corcuera y otros arremeten contra Sánchez públicamente. Pero el conjunto está presto a pasar de las palabras a los hechos tras el acuerdo con EH Bildu. La idea sobre la que trabajan es crear una plataforma o bien movimiento civil, y no tanto un nuevo partido. El modelo en el que se inspiran es el de Sociedad Civil Catalana (SCC), la organización, en mal momento, que reúne a los partidos constitucionalistas en Cataluña.

Históricos del Partido Socialista se inspiran en Sociedad Civil Catalana para crear una plataforma civil que dispute a Sánchez el monopolio de la socialdemocracia

“Hay muchos viejos socialistas, aun ciertos que dejaron de serlo por el hecho de que no estaban conforme con este secretario general, que es imposible que estén conforme con la deriva que ha tomado el partido“, afirman desde el ambiente cercano a líderes como Guerra y Corcuera. “Nunca vamos a tener más motivos en España para hacer algo que defienda los valores de nuestra Constitución“.

Felipe González, imprescindible

El malestar dentro del Partido Socialista con Sánchez no es patrimonio exclusivo de la llamada vieja guarda. Hay exdirigentes y líderes contemporáneos queacusan a Sánchez de destruir el partido que contribuyeron a construir desde la Transición. No todos han dado la cara y tampoco les agrada que cualquier paso en ese sentido se utilice por sus contrincantes políticos. Ese magma crítico está desperdigado y, conforme estas fuentes, solo Felipe González es capaz de unirlo en una iniciativa fuertemente, sentido y más nombres y generaciones que las que en la actualidad representan los Guerra, Corcuera y compañía.

González ha sido bastante activo contra el Gobierno de alianza, y en especial contra Pablo Iglesias, tanto públicamente como en privado. Pero nunca ha dado un paso como el de respaldar y también implicarse en una plataforma o bien movimiento de izquierda socialdemócrata que cuestione la línea política que marca Sánchez y la presente dirección del Partido Socialista.

“Felipe tenía ya antes a (Alfredo Pérez) Rubalcaba y verdaderamente ahora no tiene gran cosa en el partido”, explican estas fuentes, que sostienen su escepticismo sobre el paso del expresidente. “La sola presencia de González en cualquier iniciativa puede desplazar a otros líderes señalados del Partido Socialista como Carlos Solchaga, Claudio Aranzadi, Javier Solana o bien Tomás de la Quadra-Salcedo; y eso ya le daría otro viso al proyecto. El conjunto de Guerra o bien Vázquez está ya muy amortizado”.

Silencio en el PSOE

Sánchez apenas ha encontrado oposición interna desde su incontrovertible victoria en las primarias de 2017. Dentro del Partido Socialista, solo barones como Emiliano García-Page y Javier Lambán han afeado al presidente con determinada regularidad sus acuerdos con Podemos y el separatismo catalán y, naturalmente, Bildu. El presidente del Gobierno les ha acusado de “deslealtad“.

En los últimos días, Antonio Miguel Carmona ha recuperado cierto eco como promotor de una iniciativa de éxito contra la enmienda pactada por Partido Socialista, Podemos y ERC que fulmina el castellano como lengua vehicular en la educación. Carmona ignora plan alguno sobre esta plataforma y tampoco advierte movimientos orgánicos contra la presente línea de Sánchez, conforme explican desde su ambiente a este diario.

Otra figura claramente crítica con Sánchez ha sido el exministro Jordi Sevilla. No es la primera vez que Sevilla publica algún comentario contra la estrategia del Ejecutivo. Pero Sevilla mantiene que “no está en operaciones de ningún género” y que todo cuanto debe decir está en sus tweets.

La sola presencia de González puede desplazar a otros líderes señalados del Partido Socialista como Carlos Solchaga, Claudio Aranzadi, Javier Solana o bien Tomás de la Quadra-Salcedo”

El descalabro de Valls

Fuera del Partido Socialista, existen otros movimientos desperdigados en defensa de una socialdemocracia distanciada de lo que representa Sánchez. La gran decepción ha sido Manuel Valls, depositario de las esperanzas de prácticamente todos ellos por recobrar una izquierda jacobina en España en torno a su figura. Valls, no obstante, está absolutamente distanciado de la vida política catalana y española. Y su regreso a Francia se da por sentado. 

Guerra mentó en su tensa entrevista del lunes en TVE a Impulso Ciudadano, una organización constitucionalista catalana creada por el exdiputado de Ciudadanos y exdirigente de Sociedad Civil Pepe Domingo. El propio Domingo y Guerra intercambiaron unas palabras de agradecimiento por la mención del líder socialista en TV. Pero no han tenido más conversaciones a este respecto.

Existe un votante socialista que ya no se siente representado por este PSOE, con lo que no dudo de que esta plataforma, de proponerse, tendría éxito”, apunta Domingo.

Nunca vamos a tener más motivos en España para hacer algo que defienda los valores de nuestra Constitución”

‘La España que reúne’

El otro gran proyecto sobre el que podrían respaldarse los históricos del Partido Socialista es La España que Reúne, que abanderan el creador de Ciudadanos Francesc de Carreras y el socialista Nicolás Redondo Terreros. Socialistas como Vázquez, Corcuera y el expresidente de la Junta de Andalucía José (Pepote) Rodríguez de la Borbolla han participado en actos del conjunto.

Pero Redondo Terreros mantiene en charla con Vozpópuli que La España que Reúne es un proyecto transversal y distanciado de la lucha partidista, alén de su situación contra los acuerdos “obscenos” con Bildu o bien ERC.

“En La España que Reúne procuramos superar las iniciales”, apunta Redondo Terreros. “Lo que procuramos es que el Partido Socialista, el Partido Popular y Ciudadanos desarrollen sus políticas desde el centro. Y esa es la aportación que modestamente pretendemos hacer a la política de España”.

A %d blogueros les gusta esto: