Saltar al contenido

Oxford y AstraZeneca reiniciarán los ensayos de su vacuna contra la covid-19

12 septiembre 2020
Oxford y AstraZeneca reanudarán los ensayos de su vacuna contra la covid-19

La Universidad inglesa de Oxford notificó este sábado que reiniciará los ensayos clínicos de la vacuna contra la covid-19 que desarrolla al lado de la farmacéutica AstraZeneca, tras ser últimamente interrumpidos una vez que un voluntario en el Reino Unido padeciera una reacción desfavorable.

En un comunicado, Oxford señaló que las pruebas de la vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, se reiniciarán en el Reino Unido tras hacer una pausa el día pasado seis de septiembre como medida de cautela.

«A nivel del mundo unos 18.000 individuos han sido inoculados con vacunas experimentales en el programa de pruebas», ha apuntado la universidad.

«En programas tan extensos como este es frecuente que ciertos participantes se hallen mal. Cada caso ha de ser esmeradamente evaluado para asegurar una evaluación cautelosa de la seguridad», explica el texto, que no obstante no específica el día de reanudación de las pruebas.

AstraZeneca tiene ya contratos subscritos con Reino Unido, Estados Unidos y con la Unión Europea para el suministro de dosis de su vacuna una vez concluya la fase de pruebas. En específico, la Unión Europea ha firmado para adquirir 400 millones de dosis de la vacuna

Esta posible vacuna, considerada una de las más avanzadas que se desarrollan en todo el mundo, está en las fases finales de los ensayos clínicos ya antes de percibir la autorización de los organismos reguladores para proceder a inmunizar a la población.

Interrupción de los ensayos

AstraZeneca anunció el pasado martes que había decidido detener el ensayo de la vacuna que desarrolla contra la covid-19 debido a la aparición de «una enfermedad potencialmente incomprensible» en uno de los participantes del mismo, un movimiento que la compañía ha descrito como «rutinario».

«Como una parte de los ensayos globales controlados y aleatorizados en curso de la vacuna contra el coronavirus de Óxford, nuestro proceso de revisión estándar ha pausado la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad», señaló la compañía en un comunicado.

«Es una acción rutinaria que debe hacerse siempre y cuando haya una enfermedad potencialmente incomprensible en uno de los ensayos, asegurando que sostengamos la integridad» de exactamente los mismos, agregó AstraZeneca.

AstraZeneca tiene ya contratos subscritos con Reino Unido, Estados Unidos y con la Unión Europea para el suministro de dosis de su vacuna una vez concluya la fase de pruebas. En específico, la Unión Europea ha firmado para adquirir 400 millones de dosis de la vacuna, cuando la Unión Europea a 27 cuenta con unos 450 millones de habitantes.

Resultados esperanzadores

De hecho, es una de las que más resultados esperanzadores ha proporcionado tras superar de forma exitosa las 2 primeras fases de los ensayos clínicos. Hoy se halla en la fase final y conforme con sus estudiosos, aguardan poder tenerla a fines de año. De pacto con los datos de su primer ensayo en humanos, publicados el 20 de julio en la gaceta médicaThe Lancet, provoca una fuerte contestación inmune sin reacciones desfavorables graves, algo que todavía queda por probar con la conclusiones de su fase final de las pruebas clínicas. 

En esta fase final, que empezó este verano, han participado unas 30.000 personas en Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. El portavoz de la farmacéutica, convocado por medios locales, aseguró que se «trabaja para apresurar la revisión de ese accidente único con el propósito de disminuir al mínimo cualquier impacto potencial en los planes del ensayo».

AstraZeneca tenía previsto tener su vacuna libre para el primer semestre de 2021 y estaba considerada como una de las más avanzadas del planeta por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Junto a las farmacéuticas Pfizer y Moderna, AstraZeneca es una de las 3 compañías que tienen estudios en la fase tres en Estados Unidos.

A %d blogueros les gusta esto: