Saltar al contenido

Otro municipio del Partido Popular de Andalucía congela sus impuestos y tasas para 2021

3 noviembre 2020
Otro ayuntamiento del PP de Andalucía congela todos sus impuestos y tasas para 2021

El Partido Popular Andaluz tiene claro que sostener la bajada de impuestos acometida desde el instante en que llegaron al Gobierno de Andalucía es el mejor camino para intentar sortear la crisis del coronavirus. Tras el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre (Málaga), ha sido el de Carmona (Sevilla), encabezado por el alcalde Juan Ávila (Partido Popular), el que ha decidido congelar todas y cada una de las tasas y también impuestos municipales para el año próximo.

Esta medida afecta, entre otros muchos, a la tasa de recogida de basura, el impuesto sobre bienes raíces (IBI), el impuesto sobre el aumento del valor de los terrenos de naturaleza urbana y el impuesto de automóviles, especifica en un comunicado.

Este último impuesto, «conocido como el ‘sello del coche’, se congela tras la bajada del mismo aplicada este año y que favoreció a un total de 15.000 automóviles de Carmona».

Asimismo, el regidor ha anunciado que ha ordenado a los servicios económicos del Ayuntamiento que estudien la supresión completa de otras tasas municipales como las que se aplican para la obtención de certificados de empadronamiento, certificados de renta agraria o bien ciertos certificados catastrales.

Ávila ha señalado que, «si a lo largo de 9 años sucesivos hemos mantenido esta congelación de impuestos, en esta situación singular de crisis provocada por la pandemia debíamos proseguir con esta medida a la que se agrega la eliminación de ciertas tasas que se aplican a los trámites más usuales en el Ayuntamiento».

El regidor ha recordado que esta medida se aúna a la devolución de la tasa de basura que se marcha a aplicar a aquellas empresas y comercios que debieron cerrar por la declaración el primer estado de alarma y que de esta manera lo pidan.

Por último, Ávila ha señalado que esta congelación de impuestos desde 2011 no ha influido de manera negativa en la restauración económica del Ayuntamiento que ha ido registrando superávit un año tras otro «gracias a la administración eficiente y responsable que hemos efectuado de las arcas municipales».

Alhaurín de la Torre

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre (Málaga) ha decidido congelar todas y cada una de las tasas, incluyendo el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), hasta el año en el que acaba su legislatura, 2023. Así lo ha anunciado el alcalde del ayuntamiento, Joaquín Villanova (Partido Popular), que ha detallado su promesa de no subir impuestos con una sola salvedad, la tasa del agua, que sí penalizará a quienes más gasto hagan.

De este modo, esta medida de contención se extenderá al resto de tributos y tasas, excepto la del agua, cuyo último tramo de consumo «habrá que repasar en alza para penalizar a quienes más gasto hagan, por razones que se van a explicar más abajo».

Villanova ha recordado que el Ayuntamiento efectuó el año pasado «subidas razonables y leves» en 4 tributos tras 8 años de tasas y también impuestos congelados, «mucho tiempo antes que apareciese el coronavirus y la alarma sanitaria».

«Evidentemente, aquellas previsiones en alza se han traducido en los recibos del año en curso 2020, justo en plena pandemia. Junto a ello, hay que rememorar que el Consistorio hizo un esencial esmero para conseguir hacer desaparecer la tasa de carruajes sin olvidar fortalecer las inversiones y el gasto social, en infinidad de programas, proyectos, ayudas y subvenciones», ha dicho.

A %d blogueros les gusta esto: