Saltar al contenido

8 empresas negocian un ERE para cuando menos ocho.500 empleados

15 noviembre 2020
Un 33% de los hogares sólo aguantaría tres meses sin su principal fuente de ingresos

Las grandes empresas han tomado el relevo en los despidos en España. Después de que en los primeros 8 meses desde el instante en que estallase la pandemia hayan sido las pymes las que han dirigido los despidos en el país, en el mes de noviembre un total de ocho grandes compañías han comenzado a negociar la destrucción de cuando menos ocho.500 trabajos. 

España cuenta a cierra de octubre con 18,9 millones de afiliados a la Seguridad Social. Si se quitan los 6 millones que suman los empleados públicos y los autónomos, el número total de asalariados de empresas asciende a 13,8 millones, 325.590 trabajadores menos de los que había a fines de febrero. De los que han perdido su empleo hasta el momento un 83% trabajaban en pequeñas y medianas empresas.

A esta avalancha de recortes de plantilla se aúnan ahora grandes empresas como el Banco Santander, Indra,Coca-Cola, Banco SabadellAlcoa o bien Ibercaja.

Banco Santander registra hasta la data el mayor de todos estos ajustes. Anunció el viernes un recorte de cuatro.000 trabajadores en su plantilla de España y la movilidad para otros 1.100 empleados. Las condiciones de esta reestructuración aún se tienen que precisar con los sindicatos. Se han emplazado para abrir la mesa para las negociaciones el martes próximo. 

La tasa de paro se ubica a cierre del tercer trimestre en el 16,3%. Según el Banco de España, este indicador fluctuará entre el 17,1% y el 18,6% al cierre del ejercicio y proseguirá incrementando en el próximo año

Siguiendo con el campo financiero, Banco Sabadell tiene prácticamente reforzado su ERE para 1.800 trabajadores. La entidad ofrece para las prejubilaciones desde los 56 años, el 72% del sueldo anual asignado y la firma de un acuerdo especial con un máximo de 270.000 euros. Desde Comisiones Obreras ven margen para elevar el porcentaje ofrecido hasta el 80% y acrecentar el importe máximo para los perjudicados de menor edad. Además, el sindicato plantea bajar la edad de adhesión a los 55 años.

En Ibercaja asimismo se ha planteado un ajuste para 790 trabajadores y el cierre de 220 oficinas. Después de 3 asambleas con los sindicatos, la entidad aragonesa todavía no ha concretado la edad mínima para acogerse a las bajas voluntarias ni ha ofrecido datos referidos a la relación existente entre las salidas de trabajadores y el cierre de oficinas. La próxima asamblea se efectuará el próximo 17 de noviembre. 

Fuera de la banca

Alcoa propuso en el mes de octubre un ERE para 524 trabajadores. La compañía defiende que la reestructuración de la plantilla es precisa “para detener las continuas” pérdidas económicas que padece. Tras un duro enfrentamiento con los sindicatos, esta reestructuración se resolverá en los tribunales. El próximo tres de diciembre es la data señalada a fin de que la justicia decida sobre el futuro de la planta de aluminio de San Cibrao.

El fabricante de componentes aeronáuticos Aernnova presentará un ERE a su planta de Álava, que cuenta con 450 trabajadores. El conjunto ya ha trasladado a los sindicatos la necesidad de constitución de una mesa de diálogo para negociar estas salidas. La compañía tenía hasta septiembre a 650 trabajadores en ERTE. 

Indra, Gestamp y Coca-Cola

Indra, que empezó a negociar con los sindicatos un recorte de 1.036 trabajadores, ha decidido reducirlo a la mitad. A cambio se bajaría el salario a 331 empleados y se prejubilaría a otras 194 personas, conforme han avanzado diferentes fuentes conocedoras de las negociaciones con los representantes de los trabajadores a ellos.

Los que pasarían de un despido a rebaja salarial serían aquellos profesionales en el ERE por “alta desviación salarial”. La rebaja salarial media para los perjudicados sería del 20%, aunque fuentes sindicales apuntan que podrían llegar al 35% en ciertos casos.

Gestamp desea aplicar un ERE de extinción a Matricería Deusto y GTS, que afectaría a 230 trabajadores. Los comités de empresas han pedido al Gobierno Vasco que no deje la tramitación del ajuste y que “evite los despidos”. Coca-Cola asimismo ha aplicado un ajuste en Málaga, que afecta a sus 77 trabajadores.

La tasa de paro proseguirá subiendo en 2021

Los despidos que se han producido hasta la data han engordado el número de parados que están apuntados en las oficinas del Servicio de Empleo Público Estatal(SEPE) hasta los 3,82 millones de personas, a los que hay que sumar los 599.350 empleados que a cierre de octubre se hallan perjudicados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

La tasa de paro se ubica a cierre del tercer trimestre en el 16,3%. Según las proyecciones macroeconómicas del Banco de España, este indicador fluctuará entre el 17,1% y el 18,6% al cierre del ejercicio, y proseguirá incrementando en el año próximo conforme degeneren los ERTE hasta el 19,4%-22,1% para 2021. 

Instituciones como el Fondo Monetario Internacional (Fondo Monetario Internacional) se muestran más optimistas y prevén que la tasa de paro se estabilice en el 16,8% tanto en 2020 como en 2021. 

A %d blogueros les gusta esto: