Saltar al contenido

Madrid vuelve a acusar a ‘El País’ de engañar

4 septiembre 2020
Madrid vuelve a acusar a 'El País' de mentir

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio ha pedido a El País que corrija una nueva en la que el diario de Prisa acusaba a la Comunidad de Madrid de obligar a dar clases a profesores que habían dado positivo en la prueba de coronavirus.

Ossorio ha publicado un concluyentes mensaje en Twitter en el que asegura que la “nueva es falsa” y que la administración autonómica “no ha obligado a ningún enseñante que haya dado positivo en el test de anticuerpos a ir a trabajar”, con lo que se ha “pedido rectificación” al diario.

Esta nueva es falsa, hemos pedido rectificación a @el_pais_madrid por el hecho de que la @ComunidadMadrid no ha obligado a ningún enseñante que haya dado positivo en el test de anticuerpos a ir a trabajar. Hemos seguido rigurosamente el protocolo del @sanidadgob.https://t.co/M5OddE4yne

— Enrique Ossorio (@eossoriocrespo) September cuatro, 2020

Fuentes de Comunidad de Madrid han asegurado a Libertad Digital que están “decididos” a “no dejar pasar ni una nueva falsa” que pueda afectar a la propia Comunidad “como corporación” o bien a la “acción del Gobierno”.

La historia se repite

Se da la coyuntura de que es la segunda vez en un par de semanas que la consejería de Educación de Madrid y El País se encaran por una noticia: el pasado 20 de agosto el diario de Prisa publicó que la madrileña era la única autonomía que no contaba con un protocolo de medidas higiénicas y sanitarias para los institutos, cuando la verdad es que -tal y como el propio periódico se vio obligado a reconocer en una rectificación-, la CAM realizó unas instrucciones en este sentido el pasado nueve de julio.

Fuentes de la administración autonómica explican a Libertad Digital que “diariamente” se advierten noticias que, “voluntaria o bien de forma involuntaria son imprecisas” y si bien “técnicamente no son patrañas”, si son claras “tergiversaciones, en ocasiones interesadas”. Lo más sorprendente es que, siempre y en todo momento conforme esas fuentes, al solicitar la oportuna corrección han llegado a percibir como contestación que “una media verdad no es una patraña”.

A %d blogueros les gusta esto: