Saltar al contenido

Los expertos tildan de “oportunista” el plan de Pedro Sánchez para una vacuna que no existe

24 noviembre 2020
Los expertos tildan de "oportunista" el plan de Pedro Sánchez para una vacuna que no existe

El Gobierno maneja unos plazos para inocular a la población que los expertos no se creen. El Consejo de Ministros aprueba este martes un plan doméstico de inmunización del coronavirus sin que de momento se sepa qué vacunas estarán disponibles ni cuándo. El presidente, Pedro Sánchez, dijo que una parte “sustancial” de la población estará inmunizada en junio, pero fuentes de Sanidad precisan que Sánchez hizo un entrenamiento teórico. Los plazos dependerán de la vencimiento de autorización de la vacuna o vacunas por parte de la Agencia Europea del Medicamento.

Varios expertos consultados por ellos sostienen que hay un cierto “oportunismo” en el plan que Sánchez ha querido situar en el centro de la memorándum política. El dirigente del Ejecutivo aseguró que la inmunización comenzará en enero. Pero, según estos expertos, la vencimiento es orientativa. No es posible precisar qué vacuna se utilizará o si serán varias al mismo tiempo y las dosis disponibles. Sanidad estima un ataque por cuota europea a unas 135 millones de dosis. Cada persona necesitará dos

Sánchez hizo un entrenamiento teórico 

Fuentes de Sanidad admiten que el presidente hizo un entrenamiento teórico sobre la saco de que alguna de las vacunas más prometedoras contra el virus esté autorizada a finales de este año. El objetivo, dicen estas fuentes, es tener una táctica que permita culminar un proceso masivo de inmunización de la población española en seis meses. Ese proceso podría comenzar en enero o más tarde.

“No podemos esperar a que la vacuna esté autorizada para tener el despliegue preparado”, dicen estas fuentes. “Es necesario un plan y una táctica adecuadamente pensada“.

El Gobierno ha ido filtrando con cuentagotas detalles de la táctica. Pero Sanidad admite que buena parte de la misma dependerá de los ensayos clínicos realizados por las compañías farmacéuticas. Los laboratorios han comunicado una aptitud muy elevada sin que de momento se conozca la verso pequeña relativa a bienes secundarios generales o, por ejemplo, particulares para grupos determinados de existencia.

“Algunas de estas vacunas, por ejemplo, pueden estar contraindicadas para personas con ciertas  patologías o para pacientes de cierta existencia”, explican estas fuentes. “Son factores que hay que tener en cuenta en esta táctica”. 

El Gobierno admite que la autorización de la Agencia Europea del Medicamento es indispensable. A partir de ahí, la inmunización será voluntaria. Y las autoridades decidirán los grupos de población a los que se les empieza ordenar. Podría darse la circunstancia de que una parte de la población reciba la vacuna de una compañía, y otra se inmunice con la de otro laboratorio.

Vacuna y mascarilla

Según las autoridades sanitarias, no sería una valor extraña. Incluso, dicen estas fuentes, puede ser que alguna de las vacunas esté más indicada para un reunión de población y otra para otro. La táctica tendrá en cuenta esta distinción.

Tanto Sanidad como los expertos coinciden en que la vacuna, independientemente de si la campaña empieza antaño o luego, no implicará el final de las medidas de distanciamiento social y protección como la mascarilla. Si la vacuna evita la transmisión o solo el avance de la covid-19 solo se sabrá con la inmunización generalizada de la población, y no solo en España sino asimismo en otros países.

Habrá una reducción clara de la transmisión, pero no podemos asimilar el número de casos graves que habrá todavía. Esas certezas no las tendremos hasta la inmunización generalizada”, dicen.

A %d blogueros les gusta esto: