Saltar al contenido

Los centros infantiles apuntan a Pedro Sánchez por el caos en las guarderías: «El Gobierno ha llegado tarde»

5 septiembre 2020
Los centros infantiles señalan a Pedro Sánchez por el caos en las guarderías: "El Gobierno ha llegado tarde"

Desde el pasado martes 1 de septiembre, los más de 2.000 centros de Educación Infantil de Andalucía ya están abiertos. AndaluciaLiberal ha hablado con múltiples de estos centros infantiles de la capital hispalense y lamentan que «el Gobierno ha llegado tardísimo».

Alegría Rojas, directiva del C.E.I. Las Dueñas (Sevilla) reconoce que «la Ministra se ha reunido con los consejeros de Sanidad a última hora y no nos ha dado el tiempo preciso para acomodar las instalaciones. Ahora los pequeños estarán un tanto apretados». Otros centros consultados por AndaluciaLiberal, como la Escuela Infantil Smile de la capital, afirman haber tomado «medidas extra» para «reducir la capacidad de las salas por voluntad propia».

Alegría Rojas: «El Gobierno no nos ha dado el tiempo preciso para acomodar las instalaciones»

Los progenitores, por su lado, se muestran «intranquilos con las medidas tomadas por el Gobierno». Uno de ellos, tras dejar a su pequeño, asevera que los de Pedro Sánchez «han tenido tiempo preciso este verano para haber organizado mejor la situación, mas parece ser que eran más esenciales las vacaciones».

La inseguridad se refleja en el menor número de matriculaciones con respecto al año pasado, incluyendo, conforme las directivas, «bajas de última hora». Los progenitores, siendo conscientes del peligro, lo aceptan de diferente forma. Algunos, con resignación, mencionan que no les queda «otra opción» por el hecho de que «tenemos que trabajar». «He tenido dudas, mas al final hay que exponerse un tanto. Es una necesidad, no tenemos más remedio», comentan a AndaluciaLiberal. Otros, más sosegados, aseguran que por el momento los centros infantiles están actuando con responsabilidad y devolviendo su confianza depositada en ellos. El C.E.I. Smile, por servirnos de un ejemplo, sin ingresos desde el 13 de marzo, ha optado por fortalecer su plantilla con una limpiadora más.

«No se han hecho bien las cosas y al final el último responsable es el centro», se protesta un padre. La directiva Rojas afirma estar dispuesta para lo que se viene: «Este trimestre será duro. Los pequeños cogen fiebre fácilmente, a nada que les salga un diente. Vamos a tener que estar muy alerta». La temperatura de los pequeños, que se mide a su entrada, ha de ser inferior a los 37,7º. Además, tienen que entrar descalzos, sin carros, biberones, ni chupetes, como manda el protocolo.

A %d blogueros les gusta esto: