Saltar al contenido

“La situación en Madrid está bajo control”

5 septiembre 2020
"La situación en Madrid está controlada"

Dice Enrique Ruiz Escudero (Madrid, 1967), consejero de Sanidad de una comunidad que padece la pandemia del coronavirus como ninguna otra en España, que si algo aprendió de la urgencia sanitaria fue la capacidad y la velocidad de tomar resoluciones -ya antes muy condicionadas, precisa- frente a una realidad muy cruda y un virus “que jamás nos ha dado ni media alegría“.

Más de 6 meses tras la explosión de la epidemia, el consejero se muestra cauteloso cuando se le pregunta por los datos de una región que, tras un breve respiro a inicios de verano, vuelve a encabezar las estadísticas en número de positivos. Considera que la situación en la comunidad “está bajo control” y los datos recabados en los centros de salud charlan de estabilidad.

El consejero de Sanidad de Madrid recibe a Vozpópuli inmediatamente antes de reunirse -de forma telemática- con los gerentes de los centros de salud de Madrid. Un encuentro que le va a dar el pulso de lo que sucede en una comunidad que concentra casi una tercera parte de todos y cada uno de los positivos por la covid-19 del país. Un incremento de casos que sostiene a la Consejería en alerta y que ha obligado a la comunidad a adoptar un nuevo bulto de medidas en su lucha contra la pandemia, que entran en acción el primer día de la semana como limitar las asambleas a un máximo de diez personas o bien reducir -del 75% al 60%- los aforos en bodas o bien velorios.

Sanidad ha previsto duplicar el número de rastreadores en la zona de 560 a 1.110 para el seguimiento de positivos y contactos o bien comprar un par de millones de pruebas veloces de antígenos para agilizar el diagnóstico de casos. Medidas que, asegura el consejero, se van a ir examinando de manera constante. El objetivo es frenar la expansión del virus en una zona que, con datos del viernes, es de nuevo la comunidad más perjudicada con tres.245 positivos más -un 30 % del total-, de los que 1.462 fueron confirmados el jueves, y asimismo es la que presenta la cantidad más alta de defunciones, con 94 producidas en los últimos siete días.

Lo primero es charlar de los datos. ¿Cuál es la situación de Madrid en estos instantes? 

Desde el punto de vista epidemiológico, estamos en una fase de detección de casos al día más o menos igual que la semana pasada, en torno a los 1.500 casos diarios y con una situación asistencial sobre unas 1.880 camas de hospitalización (ocupadas por pacientes covid) y en UCI estamos sobre las 220/225 camas ocupadas. La presión en Urgencias está aproximadamente mantenida, un tanto mayor que en el mes de agosto, mas no considerablemente más y en Atención Primaria es donde sí hay más casos. Casi el 35% dela actividad que tiene primaria está asociada a covid. Diría que proseguimos sosteniendo el número de casos, mas que es una situación controlada, siempre y en todo momento dicho con prudencia, y de determinada estabilidad. Vamos a ver ahora el comportamiento con esta operación retorno.

Usted asegura que la situación está bajo control. ¿Qué le afirman desde los centros de salud de la Comunidad?

Antes ingresábamos el 80% de los pacientes que diagnosticábamos, ahora estamos bajo un diez. Lo que nos debe hacer valorar de qué manera se está comportado la pandemia, con independencia de la capacidad diagnóstica, que es buenísima y está realmente bien diagnosticar mucho para advertir asintomáticos y recortar las cadenas de transmisión, es ver que la parte asistencial se sostiene estable. Ahora estamos en un 12% de hospitalización y bajo el ocho% en UCI. Los datos de centros de salud nos cuentan cosas de de qué manera se marcha comportando la pandemia. Por ejemplo, el primer centro de salud que dio la alarma de que subíamos de casos fue el Hospital de Móstoles, que debió suspender una parte de su cirugía de tarde y este lunes reanudó esa cirugía y está descendiendo en camas de hospitalización de covid. Es un dato que señala que estamos en una situación diferente a la del mes de julio, que es cuando comenzamos con el incremento de contagios. Sí, hoy tenemos una situación controlada. 

“Madrid tiene 2 factores que condicionan: la alta densidad de población en la capital  y su área metropolitana y, otra, la movilidad, la interna y la que viene fuera”

¿Por qué se han disparado las cantidades de contagios en Madrid? ¿Qué ha sucedido? 

Es verdad que el número de contagios es alto, mas asimismo el número de pruebas que se efectúan. La semana de máximo número casos a lo largo de la pandemia, hicimos 15.000 PCR. Ahora hacemos 150.000 por semana. Hemos multiplicado por 10 nuestra capacidad diagnóstica. Además, Madrid tiene 2 factores que condicionan: la alta densidad de población en la capital y su área metropolitana y, otra, la movilidad, la interna y la que viene fuera, como Barajas o bien la red de AVE. Tener alta densidad, con mucha movilidad, es lo que favorece la transmisión y, desde la perspectiva del control de la pandemia, es un inconveniente. Son prácticamente 7 millones de personas que se mueven todos y cada uno de los días. Eso requiere resoluciones diferentes respecto a otras comunidades. Y, sobre todo, que las resoluciones que tomemos en lo que se refiere a limitaciones en todos y cada uno de los campos siempre y en todo momento sean fruto del análisis. No es exactamente lo mismo una resolución en Castilla-La Mancha o bien Castilla y León que en Madrid. Lo más semejante podría ser Barcelona y su área metropolitana. Es verdad que hemos comenzado después -menciona a los rebrotes- y semeja que estamos controlando más pronto. A ver si prosigue en esa línea.

¿Que han visto en estas últimas semanas? ¿Dónde se ubica el origen de los rebrotes?

Aquí lo que hemos detectado es que el 80% de los rebrotes, de los ciento y pico que hemos tenido, son en el entrecierro familiar y social. Quizá se haya producido una relajación. Por eso las medidas que hemos anunciado van en esa dirección. En nuestra precedente orden una medida esencial era la recomendación de que no se efectuasen asambleas de más de diez personas. Ahora ya tiene rango de prohibición. Es esencial que se sepa que las medidas que se toman no son para penalizar, son para contener al coronavirus. De poco vale que uno use mascarilla en el transporte o bien el trabajo, si se relaja en casa. No es una tarea simple.

Hablaba ya antes de la operación retorno. El arranque del curso escolar es una de las mayores preocupaciones. 

Hemos efectuado un trabajo directo con la Consejería de Educación y también intentado dar el entrecierro más seguro en esa vuelta al instituto en el escenario epidemiológico que teníamos. Estamos trabajando con ellos desde junio. Planteamos 4 escenarios: de vuelta presencial con covid, vuelta semi-presencial con covid y situación epidemiológica difícil, no presencial o bien libre de covid. Nosotros proponemos un escenario de vuelta presencial en un primer instante, cuando empezaron a bajar el número de casos, mas llegó la mala sorpresa de que se ha producido un incremento. Valorando esa situación, a mediados de agosto, optamos por tomar resoluciones y aportar por el escenario 2 (vuelta semi-presencial) y desde ahí, deseamos la seguridad máxima. Lo que se ha hecho es determinar pruebas a los profesores y establecer un sistema más presencial en etapas tempranas y semi-presencial desde 3º y 4º de la ESO. Además de las medidas anunciadas por la presidente Ayuso que tiene clarísimo que deseaba dar un horizonte de certidumbre en esa vuelta. Tenemos que aprender a convivir con la seguridad máxima.

Por cierto, en lo que se refiere a las pruebas de los enseñantes, se ha criticado que sea una compañía privada, Ribera Salud, la que se adjudique el contrato. También el caos de organización. 

Ribera Salud ya tenía experiencia con los test que se efectuaron en Torrejón de Ardoz y ahora hace con Educación esas pruebas a los profesores por una cuestión de urgencia. Ahora mismo toda la actividad diagnóstica nuestra (laboratorios públicos) está en la parte asistencial y ahí la Consejería de Educación tomó la resolución de hacerlo con Ribera Salud, que es atinado. No deja de ser hacer 100.000 pruebas a los profesores ya antes de iniciar el instituto. Respecto a la organización, el primero de los días hubo un inconveniente de coordinación en uno de los centros donde se hacían las pruebas; se convocó más gente de la que se tenía capacidad. Pedimos excusas. Lo esencial es que se hacían pruebas para saber el grado de inmunidad de los profesores cara la vuelta y ahora es esencial valorar los resultados.

Entre las nuevas medidas anunciadas por su Consejería para contener la pandemia está realización de un par de millones de test veloces. ¿De qué forma van a ser?

Es un test de antígeno que se hace con saliva. Tiene el beneficio de que es más simple de poder efectuar la prueba y, seguidamente, de la velocidad del resultado. En diez o bien 15 minutos, sabemos si un paciente está contagiado o bien no. Se va a poder usar en Urgencias de centros de salud o bien en Atención Primaria. Ahí ganas bastante tiempo y agiliza mucho la resolución que se marcha a tomar en todos y cada centro sanitario de cara a qué se hace con ese paciente. 

En diferentes ocasiones ha mentado el trabajo en Atención Primaria. Sus profesionales llevan meses quejándose de que no han llegado los refuerzos prometidos. 

Es verdad que en el mes de agosto, fruto del desarrollo de número de casos, se han juntado múltiples factores. Principalmente, hay un inconveniente de recursos humanos con respecto a los médicos. Primaria un porcentaje alto de médicos amoldados, que son los mayores de 60 años que no pueden estar atendiendo pacientes covid; entonces los que han estado de justas vacaciones y después los que están de baja. Con esos 3 frentes y un desarrollo de casos esencial, la situación es difícil. En breve, presentaremos un plan de acción concreto para Primaria con resoluciones en lo que se refiere a las medidas retributivas de los médicos y que deje que Primaria sea atrayente asimismo para médicos que están en el entrecierro hospitalario o bien trabajando en otro frente. Empezaremos por una oferta retributiva mejor y, desde ahí, vamos a tomar las resoluciones organizativas. 

“Nos sentó mal lo que afirmó el presidente de Castilla-La Mancha. Es como intentar estigmatizar a Madrid y producir alarma”

¿Qué puede contar del nuevo centro de salud que se está contruyendo en Valdebebas? ¿Con qué personal se dotará ese nuevo centro sanitario de urgencia?

El Hospital Isabel Zendal va a buen ritmo. Se están cumpliendo los objetivos a fin de que en otoño esté operativo. Es un centro de salud para dar salida a situaciones de urgencia, más flexible en su concepción. Que deje efectuar derivaciones, con un criterio muy específico y descongestionar los centros de salud tradicionales. Va a haber un equipo más estable de activación, mas un tanto el modelo va a ser el de IFEMA con equipos de activación de los diferentes centros de salud conforme la situación. Por ejemplo, ahora centros de salud como el Gregorio Marañón y 12 de Octubre están en torno a 200 hospitalizados por covid (son los centros sanitarios madrileños que concentran más casos). Si este centro de salud de urgencias estuviese activado a lo mejor podrían haberse producido derivaciones desde esos centros. Hay que darle todas y cada una de las posibilidades pensando en la funcionalidad que debe tener cuando no haya covid. 

¿De qué forma le han sentado las declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha diciendo de Madrid que era una “bomba radioactiva viral”?

Nos sentó mal. Es como intentar estigmatizar a Madrid. Asistimos perplejos a esa hostilidad. Somos siendo conscientes de la situación de Madrid, con lo que he dicho ya antes, por su densidad de población, por su movilidad y pues el virus no comprende de fronteras con ninguna comunidad autónoma. Pero fue una declaración desatinada. Sin ningún sentido. La cooperación que hemos tenido siempre y en todo momento con Castilla-La Mancha ha sido total, a todos y cada uno de los niveles. Durante la pandemia y ya antes de la pandemia. Este género de declaraciones es poner en el punto de atención a los madrileños y producir alarma. Está fuera de tono. Luego ha pedido excusas, diciendo que no es lo que deseaba decir. Pero es que estamos demasiado habituados a que toda vez que afirman algo de Madrid entonces no es lo que deseaban decir. Pues que no lo afirmen, que es lo mejor. 

¿Secunda lo que afirma la presidente Díaz Ayuso de que se está generando un encarnizamiento con la Comunidad?

Estamos apreciando que de forma permanente a todos y cada uno de los niveles es de este modo. Por una parte del presidente del Gobierno o bien de Fernando Simón. Es verdad que no sucede lo mismo con el ministro Salvador Illa. Mi relación personal con él es buena, si bien en ocasiones no coincidimos en de qué manera se llevan las cosas desde el Ministerio, mas debemos tener buena relación.

A %d blogueros les gusta esto: