Saltar al contenido

La Iglesia confirma un aumento del 77% en la demanda de ayuda a Cáritas

21 octubre 2020
La Iglesia confirma un incremento del 77% en la demanda de ayuda a Cáritas

La Iglesia católica española ha confirmado este miércoles un aumento del 77% en la demanda de ayuda a Cáritas. Han sido los Obispos del Sur de España, que entiende las diócesis de Sevilla, Granada, Almería, Cádiz y Ceuta, Córdoba, Guadix, Huelva, Jaén, Málaga y Asidonia-Jerez, quienes han constatado que la presente «crisis económica que la situación sanitaria» por la pandemia del Covid-19 «está provocando ha aumentado el número de demandas de ayuda» a Cáritas.

Así, conforme ha informado Odisur, esta ha sido una de las primordiales cuestiones analizadas en la que ha sido la primera asamblea de los obispos andaluces desde el instante en que comenzara la pandemia, que ha tenido sitio en Córdoba y que se ha efectuado con las medidas precautorias recomendadas por las autoridades sanitarias frente al coronavirus.

En específico, los obispos han meditado sobre lo que supone este tiempo de pandemia para sus respectivas diócesis y para la acción pastoral, que «se ha visto alterada» por este motivo, si bien, pesar de las contrariedades, han ido «adoptando las medidas precautorias recomendadas», de manera que «la actividad pastoral se ha mantenido y, en ciertas áreas, se ha aumentado de forma notable, como en la atención a los más necesitados desde Cáritas y otras realidades de la Iglesia».

Así, bastantes personas «han acudido a Cáritas por vez primera, tras la crisis económica que la situación sanitaria está provocando», a lo que se agrega «el sufrimiento que supone para muchos cristianos no poder participar presencialmente en las celebraciones rituales, o bien hacerlo entre limitaciones y miedos, en especial en el acompañamiento de los enfermos y de los difuntos». En cualquier caso, los obispos andaluces aconsejan a los fieles regresar a la participación en la Eucaristía de forma presencial, respetando las reglas precautorias establecidas.

Junto a ello, han convidado a la cofradías y fraternidades a que, «en comunión con los pastores» y respetando la normativa sanitaria, «fomenten el culto a sus sagrados titulares» y «continúen los procesos formativos de sus miembros y la caridad con los necesitados».

Ello se hace preciso puesto que, conforme ha insistido los obispos andaluces,«la crisis económica que la situación sanitaria está provocando ha aumentado el número de demandas de ayuda (a Cáritas) en un 77 por ciento», en tanto que, «una vez más, han sido los más pobres y las familias frágiles las primeras en padecer las consecuencias de la crisis y en precisar la ayuda de Cáritas», de forma «ha aumentado un 33 por ciento el número de personas que asisten a Cáritas por vez primera, o bien lo hacen tras un largo tiempo sin precisar ayuda».

En este contexto, los obispos han renovado el nombramiento del directivo de Cáritas Diocesana de Sevilla, Mariano Pérez de Ayala, como como presidente de Cáritas Regional de Andalucía, y han nombrado vicepresidente a Francisco José Sánchez, actual director de Cáritas Diocesana de Málaga.

Además, los Obispos han sido informados de la tarea que viene efectuando Cáritas Regional de Andalucía y las Cáritas de las diócesis andaluzas, sobre todo en este tiempo de pandemia, en el que han debido acrecentar la atención a los necesitados, redoblando sacrificios y también incorporando nuevos voluntarios, mientras que han seguido sosteniendo los programas de ayuda en los que venían trabajando.

Educación

La CXLVI Asamblea de los Obispos del Sur de España ha sido informada asimismo sobre el proceso de tramitación del proyecto de Ley de la Lomloe y sobre «las consecuencias que puede tener para el proceso educativo, la libre elección de centro, los institutos concertados o bien la materia de Religión».

A juicio de los obispos andaluces, se trata de una Ley que, «de salir adelante como está planteada, supone un modelo de escuela público, único y laico, que habría que llamar estatal, único y laicista, que daña los principios de libertad de enseñanza y de elección de los progenitores del modelo de educación para sus hijos, que nuestra Constitución recoge, y que quiebra los pactos Iglesia-Estado», sin olvidar que «la materia de Religión queda todavía más discriminada y gravemente conminada en el currículo escolar».

Eutanasia

Junto a ello, los Obispos del Sur ha expresado su preocupación por la resolución del Congreso de los Diputados de «continuar con la tramitación de la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia, que es fruto de una visión reduccionista y también individualista del ser humano».

En opinión de los obispos andaluces, «nadie puede contar con de la vida de otro, ni tan siquiera de la suya propia, pues la vida es un don de Dios. La vida ha de ser protegida desde su concepción hasta su fin natural», y de ahí que los obispos abogan por «un desarrollo de los cuidados paliativos que puedan llegar a todos, en especial a los más débiles y también indefensos», puesto que, «cuando una persona se siente atendida y querida no solicita la muerte».

Por esa razón, «porque la vida humana solo depende de Dios», los Obispos del Sur ha insistido en «el rechazo de la Iglesia al aborto», y consideran una «muy mala nueva el anuncio hecho por el Gobierno de reformar la Ley para ampliar y facilitar la posibilidad de terminar con la vida de un no nacido».

A %d blogueros les gusta esto: