Saltar al contenido

La ANC desdeña alarmas médicas y prosigue con la Diada

2 septiembre 2020
La ANC desprecia alertas médicas y sigue con la Diada

De nada sirven las alarmas y advertencias médicas. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) sigue adelante con sus preparativos cara la celebración regional de Cataluña, el 11 de septiembre. Pese al peligro para la salud no solo de los participantes de la manifestación, sino más bien de todos y cada uno de los catalanes, la organización separatista no cede y ha anunciado este miércoles que reunirá a unas 48.000 personas repartidas en 107 puntos (delante de edificios del Estado) de 82 ayuntamientos.

La concentración más pequeña ya superará el máximo de diez personas. Será en la población de Tahull, en el Pirineo ilerdense, y reunirá a doce individuos, conforme la previsión de la ANC. La más grande se realizará en Badalona y va a contar con 1.700 asistentes.

Según ha explicado la presidente de la ANC, Elisenda Paluzie, los participantes van a deber anotarse anteriormente y se va a hacer un llamamiento a fin de que las personas pertenecientes a los colectivos de peligro se abstengan de participar en las concentraciones. En cuanto a las medidas de seguridad, una de las organizadoras del acontecimiento separatista, Sònia Urpí, ha asegurado que van a ser las frecuentes y ha puesto como un ejemplo de «normalidad» el «empleo del transporte público». Paluzie ha abundado en que la media va a ser de una persona cada 4 metros cuadrados.

La entidad asimismo ha querido resaltar que la exhibición separatista de este 11-S, pese a estar lejos de las de años precedentes, va a ser la más grande de cuantas se han festejado en Europa «adaptadas» al coronavirus. Y no descartan que haya más participantes y puntos de concentración.

En los últimos días, tanto el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, como el jefe del servicio de Epidemiología del Hospital Clínico, Antoni Trilla, como el directivo de Salud Pública, el doctor Josep Maria Argimon, han pedido a la ANC que se abstenga de manifestarse por el alto peligro de contagios y la posibilidad de rebrotes en cadena. Las solicitudes han caído en saco roto. La ANC va a salir a la calle si bien sus actos supongan un serio problema para toda la población de Cataluña.

A %d blogueros les gusta esto: