Saltar al contenido

Jóvenes de Vilafranca del Penedés infringen todas y cada una de las reglas contra el coronavirus

29 agosto 2020
Jóvenes de Vilafranca del Penedés incumplen todas las normas contra el coronavirus

Ni 2 metros de distancia ni asambleas de menos de diez personas. Cientos de jóvenes de la localidad barcelonesa de Vilafranca del Penedés han decidido que pese a la suspensión oficial este año sí se festejan las fiestas mayores. Así, han decidido montar los actos tradicionales por su cuenta, pese a las limitaciones dictadas por el gobierno de Quim Torra y que prohíben entre otras muchas actividades las asambleas de más de diez personas.

Tal como se puede querer en las imágenes que corren por las redes sociales, un abundante conjunto de jóvenes saltan y bailan apelotonados por las calles de la localidad. Celebran el tradicional pasacalles, uno de los platos fuertes de las fiestas mayores.

Hoy en Vilafranca del Penedés se pasan por el forro la prohibición de asambleas de más de 10 personas para festejar la celebración mayor.Seguro que al municipio separata y a la Generalitat no les preocupa.Ni lo condenarán, pues todos sabemos que los🎗️son inmunes al Covid-19. pic.twitter.com/n2AMNVgVmg

— Guaje Salvaje (@GuajeSalvaje) August 29, 2020

El municipio, a cargo de una alianza formada por los posconvergentes y los socialistas, aún no se ha pronunciado y no consta que se haya multado a los jóvenes que se han lanzado a las calles sin sostener las distancias de seguridad y poniendo en riesgo a toda la población.

Fiesta ilegal en Barcelona

Por otra parte, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona desarticularon el viernes de noche una fiesta con 160 personas que se hacía en un nave industrial de la Zona Franca de la capital catalana. Los agentes detuvieron a una persona por tráfico de drogas, intervinieron estupefacientes a otras 8 personas y denunciaron a todos y cada uno de los asistentes por no llevar mascarilla y no guardar la distancia social.

Según han informado los dos cuerpos policiales, la intervención fue posible merced a una demanda ciudadana. La celebración había sido convocada mediante redes sociales y contaba con un notable despliegue de equipos de música y grandes cantidades de alcohol.

A %d blogueros les gusta esto: