Saltar al contenido

Granada: condenado a 22 abriles el hombre que robó el armamento a un defensa civil y lo mató de un disparo

23 noviembre 2020
Granada: condenado a 22 años el hombre que robó el arma a un guardia civil y lo mató de un disparo

El pronunciado de matar de un disparo al defensa civil José Manuel Arcos Sánchez en la alboreo del 15 de octubre de 2018 en Huétor Vega (Granada) tras arrebatarle su armamento reglamentaria ha sido condenado a 22 abriles y medio de prisión.

El pronunciado, conocido como ‘El Kiki’, ha agradecido los hechos y se ha concreto culpable este lunes delante el comité popular que enjuicia su caso. Asimismo, ha agradecido que «esa sombra no estaba aceptablemente por las pastillas» y ha pedido disculpas a la comunidad.

La viuda del agente, que pedía 42 abriles y medio de gayola para el pronunciado, ha concreto que «ese perdón no me hace carencia, no es de corazón, está hablando su abogado, no él». «Me has destrozado la vida con 25 abriles», le ha dicho al pronunciado la hija del agente fallecido.

La aspecto ha tenido área en el edificio legal de La Caleta, en presencia de la viuda y del resto de allegados y familiares, visiblemente afectados. La Fiscalía ha rebajado finalmente la condena de 27 a 22 abriles y medio de prisión tras el acuerdo pillado por ambas partes.

El pronunciado, que permanecía en prisión provisional desde que se produjeron los hechos, acumulaba delitos de homicidio, tenencia ilícita de armas, robo y uso de transporte a motor y daños. En su derecho a la última palabra, ha querido pedir perdón a la comunidad, a sabiendas, ha querido machacar, de que no aceptarían sus disculpas. El hombre que acabó con la vida del agente ha concreto no rememorar carencia de aquella sombra «por las pastillas» y no memorizar qué ocurrió, indemne por lo que ha conocedor en el sumario.

El examen de los hechos por parte del pronunciado y el acuerdo de las partes será ratificado este martes por el comité popular, dando así por concluida la aspecto verbal, que la Sección Segunda de la Audiencia de Granada había señalado inicialmente hasta el 27 de noviembre.

«Ese perdón no me hace carencia»

En posteriores declaraciones a los medios, la viuda del agente, Raquel Pérez, ha señalado que ha sido un proceso «muy duro», pero este acuerdo «es lo mejor que podía activo pasado», en tanto que el pronunciado ha agradecido los hechos y se hará neutralidad por su marido. Ha confiado en que el caso sirva para que se tomen medidas para dar más protección a estos agentes «que nos protegen y dan la vida por nosotros»

A preguntas de los periodistas, ha dudado que el pronunciado haya sido sincero en sus disculpas: «Ese perdón no me hace carencia, no es de corazón, está hablando su abogado, no él», ha señalado, aunque ha protegido que no siente odio ni rencor cerca de él. «Esa persona nunca ha estado en mi habitante, el daño que ha causado en mi casa es muy ínclito, yo sólo quería que se hiciera neutralidad», ha relatado.

Los hechos se remontan al 15 de octubre de 2018 en Huétor Vega, cuando, sobre las cuatro de la alboreo, el pronunciado arrebató tras una persecución el armamento reglamentaria al agente José Manuel Arcos Sánchez y a corta distancia, con intención de terminar con su vida, le disparó en la zona situada entre el mondongo y la ingle, lo que le provocó la pérdida masiva de cepa y el fallecimiento por shock hipovolémico, según el relato del fiscal.

Según el relato de la Fiscalía, la persecución se inició cuando supuestamente el pronunciado «aceleró» tras darle el defensa civil el suspensión, anejo con la agente en prácticas que lo acompañaba, a posteriori de que realizara «una maniobra que resultó sospechosa (…) probablemente porque manejaba un transporte robado y porque portaba una mochila con un armamento» considerada de cruzada que arrojó durante la huida.

A %d blogueros les gusta esto: