Saltar al contenido

Granada: A litigio un exalcalde socialista por ponerse 1.600 € del concejo en servicios eróticos

8 febrero 2021
Granada: A juicio un exalcalde socialista por gastar 1.600 € del ayuntamiento en servicios eróticos

El exalcalde socialista de Castril (Granada), José Juan López Ródenas, desfilará este martes por los juzgados andaluces pronunciado de un delito de malversación de fondos públicos.

La Audiencia de Granada enjuiciará a Ródenas por su supuesto uso durante su etapa de trámite de 1.579 euros de líneas telefónicas del concejo con fines ajenos a la actividad municipal. Dicho patrimonio fue empleado para contratar servicios eróticos tales como «cámara oculta sexy», adicionalmente de otro tipo de productos televisivos.

El litigio está señalado para -como mínimo- el 9 y 10 de febrero en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, si acertadamente en plaza Nueva solo se seleccionará a los miembros del junta este martes y el miércoles la olfato verbal se trasladará, como viene siendo habitual a causa de la pandemia, al edificio legislativo de La Caleta, tal y como han detallado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Piden 9 meses de prisión

La Fiscalía ha solicitado el sobreseimiento de las actuaciones, mientras que la imputación particular, ejercida por el Ayuntamiento de Castril, pide para el exregidor nueve meses de prisión, multa de 804 euros e inhabilitación distinto para cargo o empleo notorio durante nueve meses.

Alternativamente, solicita que se aplique la pena del Código Penal vivo a la data de los hechos de multa de 3.240 euros y suspensión de empleo o cargo notorio por 21 meses.

La causa viaje en torno a una facturas de las líneas que usaba en el Ayuntamiento el entonces corregidor, entre diciembre de 2008 y enero de 2011, en las que se reflejaban importes por conceptos ajenos a la actividad municipal, como servicios de televisión o de «cámara oculta sexy», entre otros, por un valor de 1.579 euros.

La causa se ha archivado y reabierto varias veces y en ella se ha tratado de valorar si contrató de forma consciente y voluntaria los servicios o si por el contrario fue víctima de una actos fraudulenta, como ha venido alegando el exregidor, que ha incapaz acaecer contratado ningún de los servicios por los que se le ha tarifado.

El exalcalde socialista mantiene que en cuanto tuvo noticiero de que se habían incluido estos irregulares conceptos en la facturación de su teléfono, abonó en la cuenta municipal 1.579 euros, de modo que no ha existido perjuicio al Ayuntamiento de Castril.

A %d blogueros les gusta esto: