Saltar al contenido

Francisco Serrano deja su escaño en el Parlamento andaluz y critica los «ataques» que ha recibido de Vox

1 septiembre 2020
Francisco Serrano deja su escaño en el Parlamento andaluz y critica los "ataques" que ha recibido de Vox

El que fuera presidente del Grupo Parlamento de Vox Francisco Serrano ha decidido desamparar su escaño en la Cámara autonómica, donde ahora se hallaba como miembro del Congreso de los Diputados no adscrito tras dejar la capacitación por la que concurrió como aspirante a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas de 2018. Serrano ha criticado los «ataques» que ha recibido desde Vox desde su «éxito electoral» en esos comicios.

«Comunico que, en hoy, renuncio a mi acta de miembro del Congreso de los Diputados, al salario, honorarios y demás prerrogativas inherentes al cargo, incluyendo el aforamiento, con la intención de poder defenderme como cualquier ciudadano frente a un juzgado ordinario. Estoy agotado de tanta prosecución mediática y política, incluyendo la del que había sido mi partido, a pesar de la primera versión oficial de respeto y entendimiento a una resolución consensuada y que tenía al fin no dañar a la imagen de Vox».

Así se ha pronunciado Serrano en un escrito que ha hecho público en su cuenta en Twitter tras presentarse este martes en el Parlamento para hacer oficial su renuncia al escaño. Como se recordará, decidió dejar el conjunto de Vox para pasar a miembro del Congreso de los Diputados no adscrito a inicios de julio, una vez que la Fiscalía Superior de Andalucía notificase de que había interpuesto una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra él al vislumbrar rastros de un supuesto delito de fraude de subvenciones en relación con la ayuda estatal recibida en 2016 por la sociedad limitada Bio Wood Niebla, de la que el exdiputado de Vox era asociado.

Añade que, desde determinados campos de Vox, partido por el que lo dio «todo», se ha visto «atacado con tal de recobrar un acta y escaño que logré con sacrificio y entrega a la esperanza, principios y valores que representaba Vox, contribuyendo, activamente, al resultado inopinado en las elecciones de 2018». «A cambio, solo conseguí ingratitud, desdén y menosprecio desde el primer instante, desde el día después al del éxito electoral», apunta.

Para Serrano, unos «arriesgan, lo dan todo para proteger ideales y conquistan fortalezas a costa de desangrarse, y, otros, recibiendo trato de favor y sin arriesgar nada, se aprovechan de las conquistas y brechas abiertas por los primeros en murallas, ya antes inexpugnables».

Francisco Serrano, que tiene una plaza de juez en Sevilla, expresa que la política ha sido «una gran decepción», y desea dejar en claro que siempre y en todo momento ha rechazado «el nepotismo» y ha protegido «la libertad de disentir y, entre otros muchos, los valores de mérito y capacidad, sin privilegiar a unos o bien discriminar y purgar a otros por pura conveniencia, e inclusive a costa de no respetar el principio de presunción de inocencia». «Vine para procurar mudar la política, y no pudo ser», apunta.

Asimismo, sobre su resolución de pasar a miembro del Congreso de los Diputados no adscrito, apunta que se ha dado cuenta de que «no vale la pena el ahínco, siendo apartado y ver vetada y limitada la posibilidad de presentar ideas en defensa de unos valores, con los que se identifican miles y miles de votantes» que confiaron en él. «Entré en política para aportar y prestar un servicio, y no para servirme», apunta.

«Por todo ello, desilusionado, debo tomar la resolución de desamparar la política. Digo adiós a un periodo de mi vida que comencé con ilusión y termino con frustración y desengaño. Deseo todo bien a quienes me han apoyado en todo instante, entre ellas a la mayor parte de los compañeros de escaño, y a muchos afiliados y simpatizantes de Vox», conforme expresa Serrano, que agrega que a los que han intentado hundirlo política y personalmente, les quiere quererles «que reciban el pago que merecen». «Al final, todos recogemos la cosecha de la semilla que sembramos», apunta.

A partir de ahora, conforme explica, retornará al despacho profesional que creó y que debió desamparar por razones de incompatibilidad con el escaño, de forma que se va a dar nuevamente de alta como letrado ejerciente.

A %d blogueros les gusta esto: