Saltar al contenido

España tardará cinco primaveras en inmunizar a toda su población al ritmo coetáneo

4 enero 2021
España tardará cinco años en inmunizar a toda su población al ritmo actual

Muchos pensaban que 2021 iba a ser el año en que demos carpetazo a la pandemia de coronavirus, gracias a la inmunización masiva de la población. Una idea esperanzadora que incluso alimentó el Ministerio de Sanidad cuando anunció que el objetivo era tener al 100% de los españoles vacunados este año. La cruda verdad, en cambio, es que al ritmo coetáneo de inmunización hay pandemia para rato, poco que pone en aventura la efectividad de las vacunas, como avisan desde los servicios de Medicina Preventiva. 

“Cuanto más tiempo pase, más posibilidades tiene de mutar el coronavirus, pudiendo darse la situación de que se vuelva resistente a la vacuna y haya que inocular de nuevo”, señala Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva (Sempsph). Según datos extraoficiales de una docena de comunidades, los vacunados en la primera semana no llegan a 41.500. Las comunidades autónomas argumentan, en caudillo, que este retraso se debe a que “ha habido dos días festivos” y a que Pfizer “entregó un día más tarde las dosis previstas”. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid añade “que las residencias prefieren inocular cuando están todos los residentes, y en estos días hay residentes que disfrutan de futuro con la grupo”.

Dejando al costado las circunstancias que han afectado esta primera semana de inmunización, el ritmo sigue siendo francamente tranquilo. Desde el punto de clarividencia logístico, Sanidad ha anunciado que España recibirá 350.000 dosis de la vacuna de Pfizer BioNTech cada semana. Cada persona recibe dos dosis, por lo que si las comunidades autónomas fuesen capaces de poner la totalidad de dosis recibidas, se podría inocular a 175.000 españoles semanalmente. 

Esto supone que, en un año, España escasamente habría vacunado a nueve millones de personas, por lo que necesitaría al menos cinco para acercarse a una inmunización total de la población. No obstante, hay que examinar que la capacidad transporte y productiva de las vacunas irá mejorando a lo dilatado de los meses, por lo que habrá más vacunas disponibles y estas cifras pueden mejorarse. 

Sin retención, con el ritmo de inmunización que tienen previsto seguir las comunidades autónomas, muchas tardarán cinco primaveras en poner vacunas a toda su población. Madrid, por ejemplo, asegura a este diario que “ya la semana del 11 de enero se podrá inocular a las 24.000 personas a la semana previstas con el ritmo de arribada de vacunas coetáneo y guardando la segunda dosis”.

Al ritmo coetáneo, Madrid tardaría más de cinco primaveras en inocular a toda su población, y Cataluña más de 10

De seguir con este ritmo de inmunización, Madrid, en la que habitan más de 6,5 millones de personas, habría puesto en un año solo 1,2 millones de vacunas. La Consejería de Sanidad extremeña prevé poner 5.000 vacunas diarias, por lo que tardaría más de ocho primaveras en inocular a toda su población. Aragón cuenta con capacidad para suministrar 8.500 dosis semanales, por lo que en un año escasamente estarían vacunadas 220.000 personas, mientras que en la comunidad habitan más de 1,3 millones.

Galicia, con un objetivo semanal de 12.200 vacunados, se siente satisfecha de “haberlo cumplido incluso con festivos de por medio”. De seguir así, esta comunidad, que guardaspaldas un tercio de cada entrega de vacunas por si hay rotura de stock, habría vacunado al 11% de su población al zanjar 2021.

Otro caso paradigmático es Cataluña, que solo ha administrado el 13 por ciento de las vacunas contra el covid-19 previstas. En concreto, sólo se han administrado 7.774 dosis de la primera remesa de 60.000, lo que hace una media diaria de poco más de mil vacunados. Si no se acelera este ritmo, el total de los catalanes recibirá la primera dosis más allá del 2030.

Faltan enfermeras…

Como ya apuntó este diario, los profesionales de Enfermería solicitan más efectivos para hacer viable la campaña de inmunización contra el coronavirus. El Sindicato de Enfermería (Satse) subraya que “desde ayer del inicio de la pandemia se viene subrayando la requisito de reanimar las plantillas de Atención Primaria en todos los servicios de vigor, al constatar que se necesitan más de 15.000 enfermeras y enfermeros en los centros de vigor de nuestro país para equipararnos, al menos, con la media de Europa”.

“La crisis sanitaria de la covid-19 ha constatado esta requisito y, efectivamente, de cara a la campaña de inmunización resulta más necesario que nunca que se cuente con más enfermeras y enfermeros para que ésta se desarrolle con todas las garantías de validez, seguridad y agilidad a lo dilatado de los próximos meses”, aseveran fuentes del sindicato.

… y incluso ordenamiento

El presidente de la Sempsph se muestra especialmente disgustado por la descuido de ordenamiento que está habiendo con la campaña de inmunización. “Esta pandemia nos está demostrando que en España sigue fallando la previsión sanitaria. Llevamos meses diciendo que faltan personas para hacer el rastreo de casos… y siguen faltando. Hay que reanimar la estructura de Salud Pública, que incluso sigue sin hacerse y, en cuanto a las vacunas, se podría inocular mucho más rápido con una buena planificación. Si no actuamos rápido podemos cargarnos toda la campaña de vacunación”.

Comparte esta requisito de premura el epidemiólogo y exdirectivo de la OMS Daniel López Acuña, quien ha afirmado que se ha entrado “de harto” en una tercera ola que será “más virulenta” y ha incidido en que es necesario inocular contra la covid-19 “como si fuera una operación marcial y de erradicación”.

A %d blogueros les gusta esto: