Saltar al contenido

El Gobierno se lanza contra Casado tras denunciar la ‘farsa’ de los Presupuestos

2 septiembre 2020
El Gobierno se lanza contra Casado tras denunciar la 'farsa' de los Presupuestos

“Casado ha dado la espalda al diálogo”. Un encuentro “desilusionante”. Esas han sido las declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la asamblea entre al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, festejada este miércoles en La Moncloa para negociar la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado.

La portavoz del Ejecutivo ha cargado fuertemente contra el líder del Partido Popular y ha calificado su actitud de obstruccionista una vez que las dos partes no hayan sido capaces de aproximar posturas para sacar adelante las cuentas del próximo año. Montero ha cuestionado que Casado haya dado ningún giro al centro, resaltando que solo vira sobre si mismo en espiral.

Asimismo, la titular de Hacienda ha calificado de “anecdóticos” los acuerdos alcanzados entre los líderes del Partido Popular y el Partido Socialista, entre aquéllos que se halla la creación de una agencia independiente para administrar las ayudas europeas.

Estos ataques del Gobierno llegan solo un par de días después de que Sánchez apelara de forma reiterada a la “unidad” de las fuerzas políticas para salir de la crisis que ha provocado la pandemia de la covid-19. Lo hizo en la conferencia que organizó bajo el nombre ‘España puede’ y en la que se rodeó de ciertos primordiales empresarios del país, como Ana Botín (Santander), Florentino Pérez (ACS), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José María Álvarez Pallete (Telefónica), Pablo Isla (Inditex), Isidro Fainé (La Caixa) o bien José Ignacio Goirigolzarri (Bankia).

Agencia independiente para la recuperación

Casado ha explicado tras el encuentro que no ha acercado situaciones con Pedro Sánchez, para la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ni en la renovación de múltiples instituciones como el CGPJ o bien el Tribunal Constitucional. En lo que sí hay un “horizonte conforme” en en la creación de una agencia independiente para la restauración económica que gestione, esencialmente, ayudas europeas.

Tras la primera asamblea en 6 meses en La Moncloa, Casado ha dicho que “no salía satisfecho” y ha vuelto a criticar que el Ejecutivo no le consultase nombramientos como el de Dolores Delgado al frente de la Fiscalía General o bien el de Paz Esteban en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), o bien que el Gobierno haya renovado la CNMC con “solo con gente del PSOE” o bien que haya metido “por la puerta de atrás” en Enagás a 2 exministros socialistas –José Blanco y José Montilla-.

El líder del Partido Popular ha señalado al líder de la capacitación morada y vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, como el punto de bloqueo para la renovación de las instituciones. “Está en una solicitud de cambio de régimen constitucional. Han pedido que el Rey abdique y que haya un referendo sobre la Monarquía, y de esta manera comenzamos muy mal”, ha lamentado.

Sobre la negociación de los PGE, el líder del Partido Popular ha constatado que el Ejecutivo “no ha hecho los deberes” y que se le echa “el tiempo encima” al apurar los plazos. “No me ha contado nada. No conozco ni una línea. No puede ser un trágala, la negociación se hace con papeles”, ha advertido.

Es más, en el turno de preguntas ha dejado claro que los Presupuestos “ya están aprobados” por el hecho de que Sánchez cuenta ya con los números para llegar a los 176 apoyos parlamentarios. “Y no me lo ha negado”, ha apostillado.

Asimismo, le ha pedido que reduzca los 23 ministerios actuales a los 14 que se halló cuando entró en Moncloa tras la petición de censura. Incluso, le ha ofrecido “regir en minoría” con apoyos puntuales del Partido Popular a nivel parlamentario si se desprende de su asociado de gobierno, Podemos.

En lo que sí hay carices conforme es en la propuesta del Partido Popular en el momento de crear una agencia nacional para la restauración económica. Para ello, se echaría mano de la ley de agencias estatales que se aprobó en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. El objetivo de esta agencia sería eludir “la discrecionalidad y el clientelismo” en las ayudas nacionales y europeas que se marchan a aprobar por la crisis.

El objetivo de esta iniciativa, conforme Casado, es poner a un “presidente sin adscripción partidista” al frente de esta agencia y desligar estas ayudas de los PGE en tanto que tendrían un marco de plurianualidad. Sobre dicha presidencia, el presidente de los populares ha hablado de escoger a “algún exgobernador del Banco de España” o bien a un “excomisario sin afiliación política“.

Control del Tribunal de Cuentas

En esta agencia participarían las CCAA, los ayuntamientos y las instituciones europeas en calidad de observadores para estar informados. Tendría “personal público y privado” y los remanentes por ejecutar -12.000 millones este año, por servirnos de un ejemplo- pasarían por año siguiente al no estar supeditados a los PGE. Asimismo, habría un “control externo” por la parte del Tribunal de Cuenta como fiscalizador.

En este sentido, Casado ha advertido de que si el Gobierno decide que la citada agencia sea gubernativo, con sede en la propia Moncloa, provocará una “procesión de lobbies” a similitud del “peronismo”. Con todo, Casado ha explicado que sí ha coincidido con Sánchez en la necesidad de robustecer el marco legal para combatir el coronavirus, buscar un acuerdo de Estado sobre Sanidad y aplicar medidas que aseguren la sostenibilidad y digitalización a largo plazo.

Por último, Casado ha sobre aviso de que, si “solicita fidelidad” al Partido Popular, no ataque a la Comunidad de Madrid. “O bien que responda a lo que Madrid ha pedido, con un plan concreto para (el aeropuerto de) Barajas. Quizás puede tener que ver, no lo se, no soy especialista”, ha zanjado.

A %d blogueros les gusta esto: