Saltar al contenido

El Covid desvela que 2 de cada 3 partos en Melilla era de marroquíes que se aprovechaban de la sanidad española

6 enero 2021
El Covid desvela que 2 de cada 3 partos en Melilla era de marroquíes que se aprovechaban de la sanidad española

La crisis del Covid ha sacado a la luz que uno de cada tres partos que se producían en Ceuta era de mujeres marroquíes que, en su inmensa mayoría, viajaban a la ciudad autónoma nada más para aprovecharse de la sanidad pública española. En Melilla, la guarismo asciende a casi ¡dos de cada tres! 

El número de nacimientos en Ceuta cayó en 2020 un 32% con diez meses y medio de frontera cerrada. El número de partos en el Hospital Universitario de Ceuta registrado durante todo el año pasado (867) fue un 32% inferior al de 2019, cuando tuvieron lado en la ciudad autónoma un total de 1.261 alumbramientos. La brusca caída del número de nacimientos en la población española norteafricana se explica por el falleba, desde el 13 de marzo, de la frontera del Tarajal con Marruecos.

Según los datos facilitados este miércoles por la Dirección Territorial del Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) a Europa Press, en enero y febrero se contabilizaron 110 y 93 partos, respectivamente, en la media mensual de cualquiera de los ejercicios anteriores. En marzo la guarismo de mujeres que dieron a luz en el Hospital recinto cayó tras la clausura del paso fronterizo por la pandemia de la Covid-19, a 80.

«Tras el 14 de marzo, con las fronteras cerradas», explicó el Gobierno central en verano en una contestación a una pregunta de la senadora recinto Yolanda Merelo (Vox), «no se ha detectado ningún cruce de mujeres marroquíes: las que se ha constatado que han ingresado en centros hospitalarios para dar a luz son ciudadanas del país vecino casadas con ciudadanos españoles que por diversas circunstancias no son todavía titulares de residencia constitucional en España».

La Asamblea de Ceuta acordó en febrero de 2019 pedir a las Cortes Generales que el Código Civil retire a «los hijos de los extranjeros nacidos en las ciudades autónomas» la posibilidad de ingresar directamente a la cuna española que actualmente reconoce a «los nacidos en España de padres extranjeros si, al menos, uno de ellos hubiera nacido incluso en España», y que «los hijos de extranjeros nacidos en Ceuta y Melilla» no puedan obtenerla por residencia beneficiándose de la cláusula que reducción a un año la permanencia constitucional continuada para los nacidos en país doméstico, sino solo tras acumular «un periodo leve e interrumpido de diez primaveras».

Para discurrir tal petición los Ejecutivos regionales de las ciudades autónomas alegaban que «los 2.500 partos de ciudadanas marroquíes» que cada año se registraban en Ceuta y Melilla, el 30% y el 60% del total, respectivamente, están relacionados con madres que «en su ejercicio totalidad no tienen vínculo alguno con las dos ciudades y solo acceden desde la geogonia aledaña marroquí para dar a luz y retornar a sus lugares de origen luego».

En pulvínulo a ese mismo argumento se solicitó que siquiera puedan ser considerados españoles de origen los nacidos en España de padres extranjeros si al menos uno de ellos incluso hubiese venido al mundo en país doméstico.

A %d blogueros les gusta esto: