Saltar al contenido

El pacto parlamentario para la restauración andaluza tras la covid 19, en la cuerda floja

3 septiembre 2020
El acuerdo parlamentario para la recuperación andaluza tras la covid 19, en la cuerda floja

No semeja fácil que en la Comisión sobre la restauración económica y social de Andalucía a raíz de la pandemia de la covid-19 creada en el Parlamento alcance un pacto a lo largo de hoy. Ya no es solo que al estar encabezada por Manuel Gavira, de Vox, la izquierda desee impedir todo éxito de exactamente la misma. Es que además Partido Popular, Cs y Vox han exhibido sus diferencias.

Hoy va a celebrarse el discute y la votación del dictamen final de exactamente la misma que fue elaborado por el mentado miembro del Congreso de los Diputados de Vox y presidente de la Comisión. Al tiempo que Partido Popular, Cs y Vox acusan a Partido Socialista y Adelante Andalucía de haber intentado poner palos en las ruedas de la comisión o bien tomarse unas largas vacaciones para no aportar nada. Los 3 partidos que mantienen el gobierno tendrán que consensuar 82 enmiendas al texto oficial propuesto por el presidente de Vox.

PP ha presentado nada menos que 44 enmiendas y Cs ha hecho lo propio con 38. El plazo para registrar las enmiendas acabó el viernes, 28 de agosto, a las 14,00 horas y la sesión para la votación final arrancaba el pasado lunes a las 10,00 horas, mas fue suspendida hasta este jueves. La Comisión debe finalizar sus trabajos ya antes del 25 de septiembre.

El presidente de la Comisión presentó su dictamen final el pasado 24 de agosto y en él se recogían más de 500 medidas, agrupadas en 16 bloques, con demandas tanto al Gobierno andaluz como al Ejecutivo central, en un documento compuesto por 87 páginas.

Pero las enmiendas presentadas dan fe de las diferencias. En las referidas a la Junta, el Partido Popular no desea que se hable de centralización de resoluciones en el campo sanitario y defiende, como es conocido, mecanismos de coordinación. Tampoco desea que se acreciente e inclusive se estabilice la plantilla del personal sanitario, muy aumentada a raíz del coronavirus, si bien acepta que se acrecienten determinadas infraestructuras sanitarias.

El Partido Popular prefiere un pacto para prosperar las condiciones de trabajo de todos y cada uno de los sanitarios y equiparación profesional con el resto del territorio nacional, como acrecentar las medidas conducentes a la conciliación laboral, o bien alterar el modelo de carrera más amoldada a la práctica diaria.

Sobre reactivación económica, el Partido Popular-A va a plantear una ley andaluza de Industria, que se perfeccione la ley de Segunda Oportunidad para respaldar a los autónomos, que se impulsen centros para empresas emergentes y respaldar a los medios. Igualmente, no admite un Plan andaluz de Natalidad.

El Partido Popular trata que se rectifique el texto final del dictamen sobre la violencia intrafamiliar, solicita apoyo para las viviendas de mayores, un plan para la no discriminación del colectivo Lgtbi y proseguir dando prioridad al Pacto de Estado contra la violencia sexista.

Las medidas que afectan al Estado, el Partido Popular demanda que los fondos se repartan bajo criterios de eficiencia, que se racionalice el gasto y que haya imparcialidad en el trato a todas y cada una de las comunidades. Sin embargo, desea que se suprima que se abra un discute sobre la redistribución y restauración de competencias por la parte del gobierno central. Tampoco desea que se hable de un plan nacional de natalidad o bien de opciones alternativas al sistema de pensiones.

Ciudadanos, que destaca la unidad de España, inseparable y también incontrovertible y la solidaridad entre sus zonas, no desea escuchar charlar de poner en cuestión la presente organización territorial del Estado, si bien sí que se mejore la financiación del sistema sanitario andaluz.

Como el Partido Popular, se opone al desarrollo de un «Plan andaluz de natalidad» que acabe con el «suicidio demográfico» que aparece en el texto y a todo plan nacional sobre el tema.

Sobre los menores no acompañados que llegan a las costas andaluzas, recoge Europa Press que Cs solicita eliminar el punto referido a «facilitar a los menores no acompañados el regreso a su hogar, para eludir situaciones de desarraigo, aislamiento y otras consecuencias desfavorables para exactamente los mismos».

Quiere además de esto que el texto apruebe la preparación de una estrategia para la exterminación de la violencia sexista, con carácter permanente, que se examinará y actualizará periódicamente, que contenga un diagnóstico sobre la situación de la violencia sexista, una planificación de los objetivos a lograr y las actuaciones a desarrollar. También se plantea un plan de prevención de la violencia sexista concreto para mujeres con discapacidad.

El piscolabis ha sido ya la polémica entre Partido Socialista y Ciudadanos sobre el dinero recibido por Andalucía del fondo covid con destino a educación. Mientras Juan Marín, líder de Ciudadanos, considera deficiente los 383,8 millones recibidos, un 20 por ciento del total de los dos.000 previstos, el Partido Socialista lo considera muy conveniente y demanda que se contraten más profesores a cargo de este fondo.

Igualmente late en este discute sobre la restauración en el que la izquierda no desea estar presente, la actitud del Partido Socialista y Adelante Andalucía sobre los próximos presupuestos andaluces que Susana Díaz ha condicionado al apoyo de Pablo Casado a Pedro Sánchez en las cuentas nacionales y en el distanciamiento de Vox.

A %d blogueros les gusta esto: