Saltar al contenido

“Deja de reunirte con Quim Torra y habla con el resto comunidades”

16 septiembre 2020
"Deja de reunirte con Quim Torra y habla con las demás comunidades"

La Junta de Andalucía se ha hartado de la discriminación de Pedro Sánchez en el momento de tratar con las comunidades autónomas. En este sentido, desde el Gobierno andaluz instan al presidente del Gobierno a dejar de reunirse con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y se siente con el resto comunidades.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Cs), ha demandado al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, que «dejen de reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para la mesa de diálogo con partidos independentistas y se dé más prisa en charlar con las comunidades autónomas» para «aclarar las reglas de juego» y que puedan elaborar sus presupuestos para el próximo ejercicio con certeza y certidumbre.

En la conferencia de prensa siguiente a la asamblea semanal del Consejo de Gobierno, Marín ha lamentado que prosiguen a la espera de que se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que «es preciso a fin de que a las comunidades autónomas se nos indique cuáles serán las reglas del juego para el Presupuesto General del Estado y los autonómicos», unas cuentas en las que «Andalucía se juega muchísimo».

Ha apuntado el vicepresidente andaluz que la comunidad «pierde más de 800 millones en el reparto de los fondos Covid y aún no sabemos qué criterios de reparto se van a aplicar para los 140.000 millones que van a llegar de la UE». En este punto, ha insistido en demandar al Ejecutivo de Sánchez que se establezcan exactamente los mismos criterios que aplicó la Unión Europea para el conjunto de los países miembros: renta per capita, población y desempleo.

En exactamente la misma línea, Marín ha precisado que «Andalucía ha perdido más de 127 millones de euros de las entregas a cargo del 2019 y 2020, y hemos debido asistir al Tribunal Constitucional para demandar los más de 200 millones de recortes en formación».

En este marco, el vicepresidente ha lamentado que hoy, Andalucía no conoce «ninguna cifra de techo de gasto, ninguna cifra de entregas a cuenta y no conocemos el déficit», lo que fuerza a la Junta a tener que realizar la preparación de unos presupuestos «con inseguridad y sin certeza» y esto «frena el desarrollo de Andalucía, que desea cumplir y aprobar sus cuentas».

En específico, ha reclamado a Sánchez y a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que aclare a las comunidades autónomas si dispondrán del mismo objetivo de déficit que el País Vasco, «al que se le deja un dos con seis por ciento». Si esa cantidad no es exactamente la misma para Andalucía, «no nos cruzaremos de brazos» por el hecho de que de sostener el 0,2 que tiene ahora, «Andalucía estaría perdiendo tres.000 millones, y no lo vamos a permitir».

«Sobran motivos a fin de que el Gobierno reúna el CPFF y afirme verdaderamente qué pretende hacer y cara dónde desea ir, por el hecho de que de eso dependerá asimismo el futuro y el desarrollo de Andalucía», ha abundado Marín, que ha pedido a Sánchez «que dejen de reunirse con Torra para esa mesa de diálogo de partidos independentistas y que se den más prisa para charlar con las comunidades autónomas de la reactivación económica y de la preparación de cuentas públicas para asegurar los servicios públicos en el 2021».

ERTE

Igualmente, Marín ha pedido al Ejecutivo central que aclare si va a congelar el salario a los funcionarios, por el hecho de que esto «afectaría a 270.000 empleados públicos andaluces»; o bien que dé inseguridad sobre los ERTE, «si consumirá o bien no la prestación por desempleo o bien si se ampliará hasta el 1 de abril», como defiende la Junta.

«Hay que dar certeza a las compañías y a los trabajadores», ha abundado para apuntar que a lo largo de agosto «un centenar de empresas han presentado ERE en el mes de agosto y ERTE por rebrotes», cada vez que informa de que «la inseguridad incita esas decisiones» de los empresarios.

A juicio del vicepresidente andaluz, «no es tiempo de soberbia sino más bien para el diálogo» y la Junta siempre y en toda circunstancia está abierta a charlar «pero no vamos a admitir imposiciones de Sánchez y de Montero que dañen a Andalucía, nos van a tener enfrente en ese caso».

A %d blogueros les gusta esto: