Saltar al contenido

Castells y Celaá, en la cuerda floja frente a una crisis de Gobierno

29 agosto 2020
Castells y Celaá, en la cuerda floja ante una crisis de Gobierno

Los ministros de Universidades y Educación, el catedrático Manuel Castells y la socialista Isabel Celaá, respectivamente, aparecen en las quinielas frente a una crisis o bien rehabilitación de Gobierno que se prevé para septiembre o bien octubre. Moncloa y el propio presidente Pedro Sánchez tienen ese plan encima de la mesa, revelan fuentes del Gobierno a Vozpópuli. La bastante difícil coyuntura económica y la ocasión de ofrecer la imagen de “cambio de rumbo” del Ejecutivo frente al coronavirus empujaría cara esta alternativa.

Con con respecto al ministro de Universidades, que lleva tiempo desaparecido, antes del verano fuentes moradas mantuvieron que el propio Pablo Iglesias había llamado a Ada Colau, una de las promotoras del catedrático, para comunicarle que en otoño su cargo peligraba. En una entrevista de OndaCero del pasado viernes, el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), José Carlos Gómez Villamandos, aseguró no haberse reunido aún con el ministro.

La situación de la escuela, con la administración de Celaá criticada por profesores, estudiantes y progenitores, aumenta el malestar. Moncloa quiere promover a perfiles técnicos para cargos en el Gobierno, y las fuentes consultadas apuntan el campo de la educación como un banco de pruebas de ese giro del Ejecutivo. Si Moncloa decide por último unir los 2 departamentos, su dirección podría entregarse a un secretario o bien subsecretario de Estado de esas áreas. 

Otros campos pueden padecer cambios esenciales. Por un lado se halla el ministerio de Ciencia de Pedro Duque. El astronauta aspira a liderar la ESA, la agencia espacial europea, y en el Gobierno piensan que solo hace falta formalizar ese nombramiento. Duque disfruta de una buena relación con las compañías tecnológicas del campo, y el deseo del Gobierno es sostener firme ese compromiso. Pero no se descarta asimismo en un caso así unir múltiples ministerios bajo un liderazgo único. 

Futuro de Garzón

Otro eslabón enclenque del Ejecutivo es, conforme fuentes socialistas y de Unidas Podemos, el encargado de Consumo, Alberto Garzón. El organizador federal de Izquierda Unida consiguió un ministerio en los últimos acompases de la negociación de Sánchez con Iglesias. Pero ahora, con la necesidad de reducir carteras, asimismo su porvenir pende de un hilo.

Las tensiones internas en IU, donde se consolidan las figuras de Enrique Santiago, considerado de máxima confianza de Iglesias, y de Amanda Meyer, hija de Willy Meyer y que trabaja en el gabinete de Irene Montero, preocupan al ambiente de Garzón. Teme movimientos “sospechosos” de Iglesias y Montero, y para defenderse ha decidido relanzar de manera fuerte la idea de prohibir a los equipos de futbol patrocinarse (aun en las camisetas) con empresas que se dedican a las apuestas.

Garzón no ve falta de liderazgo en Celaá:

Desencuentro sobre las cuentas

Es más. El pasado jueves, Garzón defendió a Celaá una vez que Podemos hablara de “falta de liderazgo” en la administración de la vuelta a los institutos. También apoyó a la encargada de Trabajo, Yolanda Díaz, quien manifestó un enfoque aperturista respecto a la negociación presupuestaria. El viernes, en cambio, los portavoces de Podemos, Isa Serra y Rafa Mayoral, apuntaron a que Podemos no está presto a firmar un documento presupuestario pactado con Ciudadanos. 

Otro miembro del Gobierno que puede perder poder es la portavoz María Jesús Montero. La andaluza ha protagonizado ciertos patinazos en estos meses, y su trabajo en Hacienda ha generado tensión con los municipios, aun los socialistas. Es por este motivo que ciertos campos del Gobierno charlan de su substitución, con la posible inclusión de Hacienda entre las competencias de Economía o bien Seguridad Social. Sánchez asimismo baraja ordenar las vicepresidencias. No se trataría de eliminar poderes a Carmen Calvo o bien Iglesias, mas sí “reelaborar o bien renombrar” la de Teresa Ribera

Lo que sí semeja evidente es que en la circunstancia actual Sánchez y la Moncloa desean lanzar un mensaje de “cambio” en el Ejecutivo. El Gobierno precisa concretar con precisión como va a gastar los fondos europeos, y la sensación es que el equipo gubernativo, como se diseñó en el mes de enero, ahora no es funcional. Esta remodelación o bien crisis de Gobierno se hará entre septiembre y octubre, aseguran fuentes internas del Ejecutivo.

A %d blogueros les gusta esto: