Saltar al contenido

Caixabank y Bankia van a cerrar oficinas en Valencia, Madrid, Andalucía y las islas

6 septiembre 2020
Caixabank y Bankia cerrarán oficinas en Valencia, Madrid, Andalucía y las islas

El gigante que brotará de la fusión de Bankia y Caixabank nace con un problema: su tamaño. El banco, que va a tener la enorme mayoría de sus activos en España, asimismo cuenta con prácticamente todas sus sucursales en el país, lo que supone que una vez se hayan integrado, el proceso de clausura de oficinas va a ser ineludible. 

En total, la entidad resultante va a contar con unas seis.600 oficinas, de las que dos.399 pertenecen a Bankia y cuatro.200 a Caixabank. En ciertas comunidades autónomas este tamaño no va a ser inconveniente, como en Cataluña, donde la entidad que encabeza Jordi Gual tiene mucha presencia (1.054 oficinas). En cambio, Bankia apenas tiene 135 en esta zona. 

No es de esta forma en otras como la Comunidad Valencia, donde por tamaño y población 752 oficinas es excesivo. Lo mismo sucede en Andalucía (1.046); la Comunidad de Madrid (1.046); Islas Baleares (302) o bien Canarias (450). En las zonas que menos presencia va a tener la entidad son: Cantabria (64); Asturias (69); Extremadura (72); La Rioja (74) y Aragón (89). 

Ahorro de costos en oficinas

En el caso específico de la fusión entre Bankia y CaixaBank, Barclay’s ha calculado que el beneficio ya antes de impuestos de la entidad resultante podría acrecentar un 18% en 2022 merced al ahorro de costos y la reestructuración de oficinas.

Según su último estudio, el solapamiento de sucursales entre las dos entidades alcanzaría el 23% (1.411 oficinas), si se atiende al distrito postal. Suponiendo que por cada oficina cerrada se recorte la mitad de sus empleados (escenario medio), los costos de reestructuración podrían ser tenuemente superiores a los 1.000 millones de euros, con un potencial de ahorro anual de prácticamente 500 millones de euros.

CCOO ha trasmitido a las direcciones de Caixabank y Bankia su demanda de garantías para la plantilla de producirse una fusión entre las dos entidades, una vez que hayan confirmado que están en conversaciones para examinar una potencial operación.

En un comunicado emitido este viernes, el sindicato ha reclamado un pacto laboral, en el que liderará las negociaciones como sindicato mayoritario en Caixabank, Bankia y el campo financiero, cuyo objetivo claro sea asegurar el uso. La suma de las dos plantillas supera las 44.000 personas.

CCOO asimismo demanda salidas voluntarias si se proponen excedentes, la preservación y mejora de las condiciones salariales y laborales y un proyecto de empresa con aptitud futura. “Dada la situación de mercado, géneros de interés y avance de la digitalización, es una operación que tiene lógica empresarial. CCOO demanda que asimismo la tenga en lo laboral”, ha señalado.

A %d blogueros les gusta esto: