Saltar al contenido

«Cada mena nos cuesta siete.200 € por mes»

16 septiembre 2020
"Cada mena nos cuesta 7.200 € al mes"

Ángela Mulas, Portavoz Adjunta del Grupo Parlamentario Vox en Andalucía, ha demandado este miércoles que se cierren todos los centros de Menores Extranjeros No Acompañados (menas), se repatrie a estos menores, y se transformen estos centros en viviendas para mayores en Andalucía.

«Desde Vox comprendemos que no hay que abrir más centros de menas, sino más bien reconvertirlos en viviendas para nuestros mayores y efectuar esa anterior repatriación a los usuarios de los centros menas», ha señalado Mulas, que comprende que «en esta segunda ola de coronavirus, y puesto que dichos centros tienen la consideración de centros abiertos, al riesgo de la bastante difícil convivencia y de la criminalidad asociada, se une el sanitario, al tratarse de jóvenes que merodean sin control y sin atender a las medidas decretadas para eludir el contagio».

«No hay motivos reales en la mayor parte de los casos a fin de que estos menores continúen bajo la tutela de la Junta de Andalucía»

«Proponemos que se reactiven y se usen los pactos entre España y terceros países y se proceda a la reagrupación familiar y la reintegración de menas que se hallan en territorio andaluz, con sus familias, a su medio social y cultura, en sus países de origen», prosigue Mulas, que estima que «no hay motivos reales en la mayor parte de los casos a fin de que estos menores continúen bajo la tutela de la Junta de Andalucía».

«El Gobierno se gasta 240 euros diarios per cápita para sostener a los menas, darles hogar, comida, ropa y educación gratis. Dinero que sale de los impuestos que pagan los andaluces, los españoles», ha recordado la asimismo diputada de Vox en el Parlamento de Andalucía, donde ha cifrado que «cada mena nos cuesta a los españoles siete.200 euros al mes».

«La gran mayoría de estos menores, debido a su escasa o bien nula voluntad de integrarse en la sociedad de acogida, manifiestan demasiado de manera frecuente conductas disruptivas y delincuenciales que crean inseguridad, miedo y malestar entre los vecinos, y ocasionan una enorme alarma social. produciendo problemas de convivencia con los nacionales, mas también entre ellos», concluye Mulas.

 

A %d blogueros les gusta esto: