Saltar al contenido

de esta forma se vive la fusión Caixa-Bankia en sus oficinas

5 septiembre 2020
así se vive la fusión Caixa-Bankia en sus oficinas

«¿Qué pasó? No sé de lo que me pregunta, no me he enterado«.

En la decena de oficinas de Bankia y Caixabank visitadas por este reportero bien se podría decir que pocos habían leído el diario de este viernes alén de los propios oficinistas bancarios. 

«¿Y esto exactamente en qué me afectará? ¿Afectará a mi dinero?«, pregunta en voz alta un usuario ante el interrogante de este cronista. «No no, no se preocupe, tal vez haya que hacer algún trámite, deba ir a otra oficina o bien ya no me vea a mí, mas eso es todo», responde un empleado de una oficina de Caixabank en el centro de Madrid.

«Estamos acojonados«, resume a este cronista otro empleado en la mitad del silencio de las oficinas covid. Tanto lo está que insiste en no dar su nombre.

Muchos van a aprovechar para prejubilarse, ciertos ya hacen cuentas de si les toca, mas otros van a quedar literalmente en el camino»

Tres cuartos de lo mismo sucede en las oficinas de Bankia. «Mi opinión no es representativa de la de la compañía, conque prefiero no darla«, se restringe a contestar una de sus directivas de oficinas.

«Nos enteramos por vosotros, los cronistas, no tenía ni la más mínima idea de esto», confiesa el directivo de otra sucursal del banco participado por el Estado que va a pasar a formar la entidad del país por volumen de negocio.

«Ayer de noche (por el jueves) me comenzaron a llegar miles y miles de wasaps con la nueva de la fusión, al comienzo creí que era fake, mas entonces con los hechos relevantes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores ya vi que la cosa iba de verdad», comenta el directivo de otra oficina del sur de Madrid de Caixabank. 

«Buena para el banco, mala para los empleados»

Superado el primer shock, los empleados consultados coinciden en el diagnóstico. «Esta fusión va a ser buena para Caixabank, nos vamos a poner primeros en España y, sobre todo, en Madrid«, asevera Álvaro, responsable de otra sucursal de la entidad catalana en la capital. «Ese es el lado bueno, que favorece a la entidad y es un forma de apuntalarse frente al impacto del coronavirus, mas hay un lado malo y lo es para nosotros, los empleados. Es una fusión entre bancos ya grandes«. 

«Muchos van a aprovechar para prejubilarse, ciertos ya hacen cuentas, mas otros van a quedar literalmente en el camino. Va a haber una limpia fundamental, temo que nos solapamos mucho en las oficinas», afirma por su lado José, supervisor de una oficina de Bankia en el centro de la capital.

«A centrarse en lo que depende de uno»

«Por la mañana ya nos pasábamos ‘memes’ en la oficina en los que aparece Fernando Simón diciendo: ‘La fusión provocará entre 1 y 12.000 despidos'», afirma otro directivo de Caixabank.

El nuevo banco sumaría en un inicio 51.536 trabajadores: 35.589 empleados del Grupo Caixabank y 15.947 de Bankia. El Expediente de Regulación de Empleo siguiente a la fusión sería de entre 12.000 y 15.000 personas, notificó este medio, uno de los ajustes de plantilla más grandes de la historia empresarial de España reciente.

Hasta ahora acá las salidas de trabajadores han sido pactadas, espero que ahora sea igual»

«Hay cierta preocupación, es normal, mas hasta el momento acá las salidas de trabajadores han sido pactadas, espero que ahora sea igual», agrega un responsable de oficina de Caixabank. «No sé como va a ser en Bankia, mas en Caixabank un empleado es multiusos, sirve para vender móviles, vehículos o bien firmar hipotecas», asegura.

«En Bankia la mayor parte somos supervivientes netos, estamos habituados a estos movimientos. Cuando salen noticias como estas hay shock mas entonces solo queda centrarse en lo que depende de uno», remarca otro responsable de oficinas del banco que debió ser salvado por el Estado en 2012 con 21.000 millones. «Trabajar y trabajar y cumplir cada día. La gente de nuevas está acojonada mas los que llevamos tiempo en esto sabemos que es lo que toca«. 

A %d blogueros les gusta esto: