Saltar al contenido

Antequera: Telepizza va a ayudar a las monjas de clausura a repartir a domicilio sus dulces navideños

13 noviembre 2020
Antequera: Telepizza ayudará a las monjas de clausura a repartir a domicilio sus dulces navideños

Telepizza Antequera se ha ofrecido para asistir en el reparto a domicilio de los dulces navideños que realizan las monjas de clausura del convento de las Claristas de la localidad malagueña.

Esta iniciativa, que brotó esta semana, ha despertado el interés de otros conventos de la urbe, como el de las Carmelitas Descalzas, que este año habían optado por no efectuar ninguna campaña de Navidad a raíz de la pandemia y que han decidido unirse a la propuesta de repartir sus productos a domicilio con la ayuda de Telepizza.

«Trabajamos para proseguir ofertando lo mejor de nosotros a la sociedad», aseveran desde la empresa, que de forma desinteresada van a dar salida a los productos habituales navideños de las religiosas, que carecen de los medios precisos para su envío a domicilio.

Telepizza admite la solicitud de ayuda

Fue un conocido de las propias monjas de clausura el que que asistió a la tienda de Telepizza de la urbe para pedir ayuda en la distribución de sus mantecados. Los primordiales usuarios de sus productos caseros son personas de la tercera edad que, por la presente pandemia, evitan salir de sus casas, con lo que la demanda en este 2020 era inferior a la de años precedentes. Ante la caída de ventas, pidieron ayuda y la cadena de nutrición admitió la cooperación.

«Con la llegada de la pandemia hemos visto de qué manera brota la necesidad de que todos estemos a una y trabajemos en exactamente la misma dirección para proseguir ofertando lo mejor de nosotros a la sociedad, pues entre todos, proseguimos adelante», han indicado desde Telepizza Antequera.

Así, han incidido en que en las circunstancias actuales, con las nuevas limitaciones, «vuelve a ser preciso pasar más tiempo en casa» con lo que el reparto a domicilio «se reafirma como servicio esencial para proseguir llegando al cliente». «No todos tienen los medios para realizarlo», han remarcado.

A %d blogueros les gusta esto: