Saltar al contenido

700 personas se movilizan en Sevilla para que se reactiven la música y los espectáculos en vivo

19 septiembre 2020
700 personas se movilizan en Sevilla para que se reactiven la música y los espectáculos en vivo

El movimiento Alerta Roja surge para movilizar y dar visibilidad a los profesionales del sector de la música y los espectáculos en vivo. Sevilla ha sido una de las capitales de provincia en las que ha dejado observar este movimiento. Con el inicio de la crisis del coronavirus el país se paralizó por completo, las actividades no esenciales dejaron de facturar a la retraso de que todo volviera a la normalidad. Pensando que sería temporal, muchos de los empresarios confiaron en el paso de los días, pero la existencia es que la nueva normalidad no ha destruido siendo lo que muchos esperaban.

El sector de la música y de los espectáculos en vivo se moviliza en Sevilla

El coronavirus ha llegado con mucha fuerza a nuestro país. Se ha llevado por delante miles de vidas y ha paralizado la heredad, no solo durante unos meses, algunos sectores siguen sin poder recuperar la actividad. Se comercio de todos los relacionados con la música y los espectáculos. Este tipo de trabajo requiere que las personas se reúnan en espacios abiertos o cerrados, pero con los aforos limitados, bajo fuertes medidas de seguridad y sin capacidad para seguir facturando, viven su peor crisis.

Por ese motivo, se han unido en un movimiento llamado Alerta Roja que surge de la desesperación de un sector que no ha recibido la atención suficiente. Al igual que al resto de empresas afectadas por el obturación temporal, se les ha regalado la opción de pedir un crédito ICO, que deberán devolver con los correspondientes intereses. La fiscalidad no se ha detenido pese a las circunstancias y han vivido una información del IVA, más una renta que puede que les haya regalado más de un susto.

Músicos, cantantes, directores y compañías de teatro, entre otros, han manido como sus carreras profesionales se detenían de inmediato. Sin posibilidad de seguir facturando o en el mejor de los casos viendo como sus respectivas facturas se veían reducidas al exiguo, dada la yerro de capacidad provocado por las medidas de seguridad decretadas, este sector agoniza, tocado de homicidio por la pandemia.

Enrique Blanco, coordinador de medios de Alerta Roja en Sevilla, expone que con las restricciones el capacidad del Auditorio Fibes, que es de poco más de 3.000 localidades se queda limitado en 700, lo que hace inviable la programación de conciertos. Ante tal situación se organizó una movilización que se inició en Sevilla en la explanada situada frente al Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, para desde allí cubrir un itinerario que culminó en la Plaza de España y que discurrió por la Puerta de Jerez, la calle San Fernando, avenida del Cid y avenida Isabel la Católica.

700 personas cumpliendo todas las medidas de seguridad decretadas y la distancia marcada por las autoridades sanitarias iniciaron el itinerario con sus respectivos equipos. Costosos instrumentos y herramientas de sonido que deben seguir pagando, estando parados en algunos casos desde marzo. Sevilla ha sido una de las caras visibles de este sector profundamente afectado por la yerro de actividad.

A %d blogueros les gusta esto: